Córdoba

El obispo de Córdoba dice que la ley de eutanasia fomenta la "cultura de la muerte"

  • Demetrio Fernández dice que hay que matar "el dolor" pero no la vida, porque ésta es "un don de Dios"

Demetrio Fernández, obispo de Córdoba. Demetrio Fernández, obispo de Córdoba.

Demetrio Fernández, obispo de Córdoba. / Juan Ayala

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, se ha posicionado en su carta semanal sobre la ley de eutanasia, de la que ha dicho que es "un nuevo ataque a la dignidad" y "una nueva actuación de la cultura de la muerte". "La atención al enfermo, por muy extrema que sea su situación y por muy altos que sean sus dolores, ha de estar inspirada por el amor a la persona", ha continuado Fernández.

El obispo ha recordado que "a nadie le está permitido matar a otro por ninguna razón" y, en este sentido, ha reprochado que en estos casos se argumenta que es por "compasión". Según el prelado, "con la ayuda de la ciencia, hoy es posible mitigar e incluso eliminar del todo el dolor sin necesidad de eliminar la vida de la persona".

"Matemos, por tanto, el dolor, pero respetemos la persona, respetemos la vida, porque la vida es un don de Dios y nadie puede disponer de la vida ni en su comienzo ni en su final", ha dicho el obispo de Córdoba, quien se ha remitido a los cuidados paliativos como solución a sufrimientos de este tipo.

"Más que una ley de eutanasia hay que poner en marcha una línea de investigación y un objetivo de llegar a todos los que necesiten tales cuidados paliativos, y que nadie se vea privado de tales medios y de la atención personalizada, cuando le llega la necesidad", ha insistido Demetrio Fernández.

Con ello, el obispo también ha recomendado que "dejemos que la persona muera en su momento, sin que le falten los medios ordinarios, pero sin necesidad de recurrir a medios extraordinarios para prolongar aquello sea como sea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios