Córdoba

El número de abortos desciende en Córdoba un 20% durante la última década

  • Un 12% de las mujeres que deciden interrumpir su embarazo tienen menos de 20 años

  • La mayoría de las cordobesas que recurre a esta práctica tiene estudios secundarios

Clínica donde se practican abortos. Clínica donde se practican abortos.

Clínica donde se practican abortos. / El Día

El número de mujeres que decide abortar ha descendido un 20% en una década en Córdoba. En el año 2016 –el último con datos disponibles por el Ministerio de Sanidad– un total de 1.133 cordobesas decidió interrumpir su embarazo de manera voluntaria.

Diez años antes, en 2006, la cifra en la provincia fue de 1.408. Se trata, por tanto de un descenso del 20% a pesar de que en este tiempo entró en vigor la ley que despenalizaba esta práctica durante las primeras 14 semanas del embarazo. Esto ocurrió en 2010 y la nueva normativa sustituyó a la anterior, que permitía la interrupción del embarazo en tres supuestos: riesgo para la madre, riesgo para el feto o violación.

Pese a que e su momento la nueva normativa se puso en cuestión –y ahora también está en entredicho– la nueva normativa no ha supuesto, ni mucho menos, un incremento de los abortos, sino todo lo contrario. También han descendido los abortos entre menores de 20 años.

Lo único que ha cambiado es el motivo que se da a la hora de someterse a la interrupción voluntaria del embarazo. Si antes la mayoría de las mujeres se aferraba al argumento de “riesgo para la salud de la madre” ahora lo pueden hacer “a petición de la mujer”.

Ciertamente, hay otra cuestión que sí ha cambiado y es el lugar donde acuden las mujeres para buscar información sobre sus posibilidades si deciden someterse a una interrupción del embarazo. Así, mientras que la estadística antes contemplaba la asistencia a centros sanitarios públicos o privados, familiares o centros de planificación familiar, ahora la mayoría acude a internet para solventar sus dudas. Un total de 625 mujeres (el 55%) así lo hicieron durante el año 2016.

Estos son algunas de las principales ideas que se extraen de la estadística del Ministerio de Sanidad, que pueden ser detallados. Si se tiene en cuenta la edad de las mujeres que recurren a esta práctica, sólo un mínimo porcentaje (el 12%) tenía menos de 20 años. En total, 141 chicas de entre 13 y 19 abortaron en 2016, frente a las 265 que lo hicieron diez años antes, en 2006, lo que supone un descenso del 46%.

La bajada ha sido constante en todas las edades que conforman este grupo, de manera que solo cinco jóvenes de 14 años interrumpieron su gestación en Córdoba , mientras que con 15 años lo hicieron un total de 16.

El mayor número de mujeres que opta por no seguir adelante con el embarazo tiene entre 20 y 24 años, según esta estadística. Así, el 25% de las embarazadas se encontraba en este tramo de edad, un total de 287. La cifra también es considerablemente menor a la que se alcanzó en 2006, cuando fueron 433 cordobesas las que recurrieron a este método.

Hay otras variables que analiza el Ministerio de Sanidad, como el nivel de estudios. Según el nivel de instrucción, son las mujeres con estudios secundarios las que más se someten a un aborto. De las 1.133 cordobesas que se sometieron a un aborto en 2016 más de la mitad (56%) tenían estudios secundarios de ESO y Bachillerato.

La mitad de las mujeres que abortaron no tenían ningún hijo

Estas estadísticas desmontan también la teoría generalizada de que las mujeres que abortan no tienen estudios ni recursos económicos suficientes. Los abortos, por contra, no son muy frecuentes entre el colectivo de mujeres analfabetas en el que se registraron 25 abortos.

Los datos del Ministerio de Sanidad también reflejan cuestiones como que, del total de mujeres que abortaron, 434 ya se habían sometido a una interrupción voluntaria anteriormente. Se trata, no obstante, de una cifra menor a la que se registró en 2006. De ellas, en concreto, 284 se habían sometido a un aborto con anterioridad; 87, a dos; 29, a tres; 21, a cuatro y 13, cinco o más veces.

La mayor parte de las interrupciones del embarazo tienen lugar en las primeras semanas de gestación del feto. En Córdoba, de los 1.133 abortos que tuvieron lugar en 2016, 748 se llevaron a cabo entre las ocho primeras semanas de embarazo (un 66%); 299 entre la semana número nueve y 14 de gestación; 86, entre la semana 15 y 22 y ninguna a partir de la semana 23.

Otro de los datos a tener en cuenta es que la mitad de las mujeres que optaron por no continuar con su embarazo no tenían ningún hijo, frente al resto que sí tenía ya descendencia. Un total de 282 cordobesas que abortaron eran madres de un hijo, mientras que 231 tenían dos hijos. Además, 18 mujeres que interrumpieron su gestación contaban ya con cinco o más descendientes. Los datos son similares a los de la última década.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios