Educación

Más de 4.200 alumnos se beneficiarán de los nuevos contratos de comedores escolares

  • El importe total, de 33,83 millones para toda Andalucía, incluye 48 centros en Córdoba

Preparación de un menú en un comedor escolar. Preparación de un menú en un comedor escolar.

Preparación de un menú en un comedor escolar. / El Día

La Consejería de Educación y Deporte ha modificado los pliegos de contratación del servicio de comedor escolar para introducir nuevos requisitos que faciliten la participación de empresas del municipio y entidades más pequeñas, beneficiando a 4.213 alumnos de 48 centros en la provincia de Córdoba. Además, se favorecerá una mayor utilización de productos locales en la elaboración de los menús.

Según recuerda el departamento que dirige Javier Imbroda en una nota, el Consejo de Gobierno ha autorizado este lunes a la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) el primer contrato, en régimen de concesión, que aplica las nuevas características. El contrato, por un importe total en Andalucía de 33,83 millones de euros, es para el servicio de comedor escolar durante los próximos dos cursos en 48 centros docentes públicos de la provincia.

Con el objetivo de hacer más accesible la participación de pequeñas y medianas empresas, en esta licitación se han configurado lotes con un diferente número de colegios, con predominio de aquellos con un único centro escolar (43% de los 100 lotes licitados), de manera que la exigencia de solvencia económica y técnica no suponga una barrera de entrada para la participación de este tipo de empresas.

Además, se han transformado los criterios de adjudicación, dando mayor peso a la cercanía de las cocinas donde se van a producir los menús. Este criterio pasa de los diez puntos actuales (sobre 100) a los 30 puntos. Ello se justifica también por el menor impacto ambiental de esta actividad, al reducirse el número de kilómetros recorridos por los vehículos que reparten los menús por los distintos centros escolares.

Los nuevos requisitos de licitación también potencian las actividades a realizar en los tiempos de ocio anteriores o posteriores a la comida. Las empresas concesionarias deberán realizar un programa pedagógico en el que el alumnado aprenda, a través de actividades lúdicas y de divulgación, los beneficios de una alimentación saludable y la importancia de realizar actividad física como elemento clave para prevenir la obesidad infantil.

Asimismo, se pone en marcha un programa de seguimiento y rechazo de menús con objeto de identificar qué platos no son aceptados por el alumnado e intentar detectar las causas (temperatura, presentación, textura o receta) para poder implantar medidas correctoras.

Con ello se pretende garantizar una alimentación completa y equilibrada al alumnado modificando las elaboraciones con mayor porcentaje de rechazo (respetando, en todo caso, los criterios nutricionales establecidos en los pliegos) y reducir los residuos generados en el comedor. En el caso de que las empresas tengan expedientes sancionadores no se les renovará el contrato.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios