Sanidad

La mortalidad de los tumores digestivos puede aumentar un 10% por el retraso del diagnóstico en la pandemia

  • La crisis del coronavirus ha provocado la caída en un 30% de los diagnósticos de tumores digestivos, los más frecuentes, y la paralización de los cribados

Los doctores Enrique Aranda y Fernando Rivera, en la presentación del simposio. Los doctores Enrique Aranda y Fernando Rivera, en la presentación del simposio.

Los doctores Enrique Aranda y Fernando Rivera, en la presentación del simposio.

La pandemia del covid-19 ha tenido efectos en todos los ámbitos de la medicina, incluida la Oncología, debido principalmente a la paralización de las pruebas y cribados durante la primera ola. En concreto, los expertos estiman que en los tumores digestivos, que son los cánceres más frecuentes, la caída en los nuevos diagnósticos ha podido llegar al 30%. Ese retraso a la hora de conocer la enfermedad puede reflejarse en un aumento del 10% en la mortalidad que salga a la luz en uno o dos años.

Este ha sido uno de los datos que se han dado a conocer en la presentación del 28º Simposio Internacional Avances en el tratamiento de los tumores digestivos, que organiza el Grupo de Tratamiento de los Tumores Digestivos (TTD), cuyo presidente es el oncólogo Enrique Aranda, jefe de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía. Este año, debido a la pandemia, se celebra por primera vez en formato virtual.

Los cribados, que evitan hasta un tercio de las muertes por cáncer de colon, se paralizaron en la primera ola, mientras que se suspendieron cirugías y modificado algunos tratamientos.

Sin embargo, no todo ha sido negativo en este 2020 ya que se han dado a conocer avances que serán decisivos en la supervivencia de muchos de estos tumores, como la personalización de los tratamientos y la inmunoterapia.

Los tumores digestivos son la familia de tumores malignos más frecuente en los países occidentales, incluida España, donde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha estimado que en 2020 serían diagnosticadas más de 72.000 personas de este tipo de tumores. Esto supone más de uno de cada cuatro nuevos casos de cáncer en nuestro país (25,9% del total).

Son, además, responsables de alrededor de 37.000 muertes al año en España, de acuerdo con los datos de SEOM de 2018. A nivel global, de los cuatro tipos de tumores con mayor porcentaje de fallecimientos, tres son digestivos: el cáncer colorrectal, el de estómago y el de hígado.

Para debatir los últimos hallazgos en este campo, más de 500 expertos nacionales e internacionales se dan cita hasta el 17 de diciembre en el simposio, en el que participan más de 30 ponentes y moderadores, "primeras figuras del ámbito de los tumores digestivos", ha indicado el jefe de Oncología médica del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, Fernando Rivera, que también es responsable del comité organizador de este encuentro.

"En general, en los cánceres digestivos, un diagnóstico no retardado afecta mucho al pronóstico. Posiblemente sean los tumores a los que más afecte este factor, pues avanzan rápido y dejar pasar meses supone perder oportunidades de tratamiento", asegura el doctor Rivera. En algunos casos, como el cáncer gástrico y el de páncreas, "es aún peor, porque donde había posibilidad de tratamiento, en dos o tres meses se pierde toda oportunidad. Esto, sin duda, ha sucedido", ha lamentado.

A esta falta de pruebas se ha unido la paralización en los cribados. Al respecto, ha apuntado que en el cáncer colorrectal hay un cribado que, cuando funciona bien, puede evitar una de cada tres muertes. Sin embargo, "esto se ha parado dos o tres meses y ha supuesto una pérdida de diagnósticos precoces". La pandemia también ha afectado a las cirugías, aunque, en general, los tratamientos se han mantenido, salvo alguna modificación.

En cuanto a los diagnósticos, ha asegurado que, de cara a los próximos meses "vamos a reivindicar que no se considere una actividad prescindible y que sea tan prioritario como la atención al covid-19". En este sentido, se ha creado un documento "muy contundente" que analiza las repercusiones que pueden tener los retrasos por diagnóstico.

En cuanto a los tratamientos, hay muchas novedades, que se van a analizar en el Simposio TTD. Entre ellas, el Rivera ha destacado la inmunoterapia en el cáncer esófago-gástrico y también en algunos tipos de cáncer colorrectal. "Un tumor que tenía un pronóstico muy desfavorable puede ahora tener una supervivencia muy importante", ha señalado. En concreto, el estudio KEYNOTE 177, que se va a publicar este año, aporta resultados de la inmunoterapia sobre un tipo de cáncer colorrectal metastásico que tiene inestabilidad de microsatélite. Suponen alrededor de uno de cada 20 cánceres colorrectales metastásicos, y este hallazgo ha supuesto "un salto enorme".

Por otro lado, se ha avanzado mucho en la personalización de los tratamientos de pacientes con cáncer colorrectal, y se han identificado subgrupos de pacientes por perfiles moleculares. Estos avances han contado con mucha participación española, ya que "en ensayos clínicos tenemos un papel muy relevante a nivel mundial, y esto no solo no se ha estancado, sino que se ha potenciado", ha resaltado el responsable del comité organizador.

El Grupo TTD

El Grupo TTD nació en 1986 y es el grupo cooperativo más antiguo de España, según ha contado Aranda. Los objetivos que se planteamos en un principio "se han superado": "Queríamos investigar en España, nos marcamos adquirir una metodología de investigación" y "la consolidación a todos los niveles se ha hecho patente".

Además de los muchos ensayos clínicos realizados, el Grupo TTD ha sido uno de los primeros grupos cooperativos en la detección y cuantificación de células tumorales circulantes (CTC) en pacientes con cáncer colorrectal y en la determinación del estado mutacional del gen RAS.

Fruto de este trabajo, el Grupo TTD ha publicado recientemente los resultados finales del proyecto VISNU, un trabajo pionero a nivel mundial que ha tenido en consideración el perfil de cada paciente para establecer la mejor opción terapéutica en pacientes con cáncer colorrectal avanzado no operables (mCRC) y susceptibles de tratamiento en primera línea. El estudio, coordinado por el doctor Aranda y los doctores Eduardo Díaz-Rubio y Javier Sastre, del Hospital Clínico San Carlos, ha contado con la participación de 53 hospitales de todas las comunidades autónomas y 1.252 pacientes.

Entre los proyectos formativos del grupo destaca la continuidad de dos puestos en marcha el año pasado, como el Aula virtual, una iniciativa para divulgar y profundizar en los avances preventivos, diagnósticos y terapéuticos que se están produciendo en estas neoplasias, ya que son esenciales la formación y la actualización en el manejo y abordaje del paciente con cáncer. Aranda ha informado de que en este proyecto participa una treintena de especialistas de 22 hospitales de 12 comunidades autónomas.

La otra iniciativa es la entrega, en el marco del simposio, de dos ayudas para proyectos de investigación, que "ha contado con una excelente acogida en la que ha sido difícil la selección al haber presentado proyectos altamente competitivos un gran número de investigadores emergentes", ha añadido el presidente del Grupo TTD.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios