Coronavirus

Los locales de ocio infantil en Córdoba están cerrados y al borde de la quiebra

  • Al menos ocho negocios han decidido cerrar sus puertas de manera definitiva 

  • El sector demanda poder abrir de cara a la temporada de festejos que arranca en septiembre

Las instalaciones de La Casa de Conchita, en Huerta de Santa Isabel Las instalaciones de La Casa de Conchita, en Huerta de Santa Isabel

Las instalaciones de La Casa de Conchita, en Huerta de Santa Isabel / El Día

Cerrados desde el inicio del estado de alarma y, en su mayoría, sin percibir ningún tipo de ayuda económica para mantener el negocio a flote. Esta es la realidad de los locales de ocio infantil en Córdoba, que aglutinan al menos 40 empresas entre salones para celebraciones de cumpleaños, parques de bolas y ludotecas, la mayoría regentados por autónomos o pequeños empresarios. 

"Los establecimientos recreativos infantiles que se destinen a ofrecer juegos y atracciones recreativas diseñados específicamente para público de edad igual o inferior a 12 años, espacios de juego y entretenimiento, así como la celebración de fiestas infantiles, permanecerán cerrados". Esta fue la última comunicación ofrecida por la Junta de Andalucía desde el 19 de junio. Desde esa fecha, a estas empresas no se les ha vuelto a nombrar.

Son más de cinco meses con las puertas cerradas. Las pérdidas mensuales pueden alcanzar entre los 700 y hasta 1.000 euros que estas familias continúan gastando en alquileres o cuotas al banco, electricidad, agua, internet y demás servicios imprescindibles para sus negocios, cada vez más populares en Córdoba. La situación ha asfixiado a estos locales hasta tal punto de que al menos ocho de ellos han decidido cerrar sus puertas de manera definitiva, como ha manifestado la gerente de La Casa de Conchita, María José García. 

La sala de eventos y celebraciones Happy Day La sala de eventos y celebraciones Happy Day

La sala de eventos y celebraciones Happy Day / El Día

La portavoz ha explicado que de manera directa, más de 50 familias de Córdoba se ven afectadas, sin contar con las que tienen empleados a su cargo, que se mantienen en el ERTE. Pinta caras, empresas de decoración, animadores y catering son solo algunos de los sectores que indirectamente también se han visto afectados desde marzo, cuando la mayoría de las celebraciones comenzaron a ser canceladas o pospuestas por el estado de alarma. 

De esas celebraciones también han tenido que devolver el dinero de las reservas y, con la esperanza de volver a abrir en el inicio de la nueva normalidad los empresarios han puesto a punto sus locales. Gel hidrolacohólico, guantes, alfombras desinfectantes, productos de limpieza y hasta máquinas de ozono fueron adquiridas tras acabarse el estado de alarma, una inversión que no ha visto sus frutos hasta ahora

La situación ha llevado a los pequeños empresarios a crear la Asociación de Centros de Ocio de Andalucía (ACOA), a través de la cual han mantenido contacto con la Consejería de Salud de la Junta y con el Ayuntamiento de Córdoba a través de la primera teniente de Alcalde, Isabel Albás y el parlamentario Emiliano Pozuelo. "Nos reunimos con ellos para explicarle nuestra situación y pedir medidas para nuestro sector, pero no hemos recibido respuesta ninguna", han alertado.

La mayoría de estas empresas son relativamente nuevas y estas familias ya han dejado de percibir la ayuda por el cese de actividad extraordinario, que llegaba hasta los 650 euros, mientras que otras no han podido acogerse al importe por cese de actividad ordinario, pues se les exige tener al menos un año de autónomos. "El Gobierno Central decía que el cese de actividad se prorrogaría y era mentira y las condiciones del nuevo cese nos imposibilitan de poder cobrarlo a muchos de nosotros", ha asegurado García.

Los pequeños empresarios se han querido reinventar con celebraciones no infantiles, en un intento por evitar la asfixia económica que supone el estar parados desde marzo. Sin embargo, la mayoría cuentan con la licencia de apertura para ocio infantil, que les impide dedicar el espacio a otro tipo de negocio y "pedir un cambio de licencia a Urbanismo ahora mismo no es viable". 

Así las cosas, el cierre de una ludoteca en Motril por el positivo de un niño a principios de agosto mantiene en vilo la posible reapertura de estos locales en la provincia, un servicio que según la nueva asociación, los clientes siguen demandando de cara a septiembre y no pueden darles una respuesta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios