Córdoba

El juez pone en libertad al hombre que se atrincheró

  • El magistrado envía una diligencia previa al juzgado de Violencia de Género por si se estima investigarlo

Detalle de la fachada del piso en el que se produjo el suceso. Detalle de la fachada del piso en el que se produjo el suceso.

Detalle de la fachada del piso en el que se produjo el suceso. / jordi vidal

El hombre que resultó detenido en la mañana del pasado viernes por la supuesta comisión de delitos de violencia de género y resistencia y desobediencia contra la autoridad, tras atrincherarse en su piso del número 35 de la calle Sagunto fue puesto ayer en libertad sin cargos tras pasar a disposición judicial este sábado.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) detallaron a Europa Press que el juzgado de Instrucción número 1 decretó su libertad tras tomarle declaración en la mañana de ayer y envió una diligencia previa al juzgado de Violencia de Género por si estima que haya que investigar esta situación. Según apuntaron las mismas fuentes, en la casa "estaba el hasta ahora detenido solo" y no se encontraban ni los hijos ni la mujer, que "no ha denunciado".

Los hechos tuvieron lugar en la mañana del pasado viernes en un piso de la calle Sagunto

Fuentes municipales apuntaron que todo comenzó aproximadamente a las 09:00 cuando una llamada al servicio de emergencias 112 Andalucía recibió alertaba de la intención de un hombre de suicidarse en el interior de la vivienda. El luego arrestado amenazó "con pegarle fuego al piso", según detallaron las fuentes municipales.

Tras la llamada, el 112 dio aviso de lo ocurrido tanto a la Policía Local como a la Policía Nacional. Efectivos de ambos cuerpos policiales se desplazaron inmediatamente hasta el lugar de los hechos, así como bomberos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento dada la intención pirómana del hombre. Además, la pareja del detenido también alertó a las autoridades de que éste se encontraba en el interior de su casa y no permitía la entrada a nadie. El posteriormente arrestado había bloqueado la puerta de acceso a la vivienda con muebles y sus amenazas de suicidio respondían, presuntamente, a problemas familiares.

El suceso causó un gran revuelo en la zona y fueron muchos los vecinos y curiosos que se acercaron hasta las inmediaciones de ese lugar, donde se vivieron momentos de tensión, que se prolongaron durante algo más de media hora. Pasadas las 9:30, los efectivos policiales lograron que el hombre desistiera de sus intenciones de pegar fuego a la vivienda y de su actitud suicida, momento tras el que fue detenido afortunadamente sin que hubiera que lamentar ningún daño personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios