Córdoba

La investigación apunta que el menor electrocutado manipuló un cable

  • El juzgado de Instrucción número 6 ha abierto diligencias aunque todo indica que fue accidental

El joven de 15 años que murió electrocutado el martes pudo recibir la descarga eléctrica de forma accidental cuando tocó un cable fuera de la piscina de su casa familiar, en la barriada del Ángel de la capital. Fuentes cercanas a la investigación explicaron que la muerte del chico fue "accidental", mientras que no ha trascendido el resultado de la autopsia que ya ha recibido el juzgado pertinente que investiga el suceso.

Cuando llegó el equipo de sanitarios del 061 a la parcela, el menor aún permanecía con vida, si bien entró en Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba en parada cardiorespiratoria y los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida.

El juzgado de Instrucción número 6 de Córdoba ha abierto diligencias y el magistrado ya cuenta con el informe preliminar de la autopsia realizada en el Instituto de Medicina Legal (IML), si bien no ha trascendido por no ser "relevante a efectos de imputabilidad" y porque el fallecido es menor de edad.

El paso de la corriente a través del cuerpo le provocó la parada cardiorrespiratoria, por lo que el Protocolo de Primeros Auxilios editado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía recomienda en estos casos, desenchufar el aparato eléctrico y tras ello, poner a la persona en posición lateral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios