EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Los hoteles viven una Semana Santa floja al caer la ocupación

  • El mal tiempo ha determinado la coyuntura turística y en este caso no han funcionado las reservas de última hora Los negocios de restauración también notan la bajada de ventas

La Semana Santa no sólo ha aguado la fiesta a la mayoría de las hermandades de la capital, sino también al sector turístico, que deposita muchas esperanzas en esta celebración que todos los años llena los hoteles. En este caso la meteorología ha sido determinante y ha jugado en contra de los establecimientos de manera que la ocupación hotelera ha caído y no ha cubierto las expectativas de los empresarios. Así al menos lo apuntó el presidente de Hostecor, Antonio Palacios, quien aseguró que, en términos generales, el sector no ha visto cumplidas sus previsiones ni en el número de reservas ni en cuanto al precio medio, que sigue cayendo. El concejal delegado de Turismo, Rafael Navas, por su parte, reconoció que la lluvia "ha impedido tener unos buenos resultados" y la ocupación se situado por debajo de la del año pasado. El concejal de Turismo aseguró que, además de los hoteles, los bares y restaurantes han notado un fuerte bajón en esta Semana Santa y lamentó que el tiempo haya "mandado" en el comportamiento de los turistas y haya sido determinante en la ocupación hotelera. Así las cosas, la mayoría de los establecimientos se ha situado en torno al 60%, desde el Domingo de Ramos al Miércoles Santo, y a partir del Jueves las reservas previstas se elevaron hasta el 80%. Ni siquiera en los días fuertes de Jueves y Viernes Santo se ha conseguido el lleno absoluto en algunos casos pues en los días previos hubo cancelaciones. Palacios explicó que los hoteles que han ofertado plazas que no se podían cancelar han tenido un mejor comportamiento que los que viven prácticamente del turismo de paso. Además, los de más alta categoría, que han bajado sus tarifas de manera muy significativa, también han mantenido una ocupación mayor. No obstante, los hoteles llevan bajando los precios de manera progresiva desde que comenzó la crisis para atraer a los clientes hasta tal punto que, en estos momentos, una habitación que hace unos años costaba 100 euros por noche, ahora se ofrece a unos 40.

Estos datos preocupan al sector ya que la Semana Santa siempre marca el inicio de la temporada alta para el turismo en Córdoba. A partir de ahora, los eventos como la Cata del Vino o el Mayo Festivo mantienen una gran actividad y ocupación. Sin embargo, el presidente de Hostecor reconoció que los empresarios afrontan "con incertidumbre" esta temporada alta y pidió a las administraciones que apuesten por otros atractivos turísticos como es el caso de la celebración de eventos deportivos. Palacios recordó que la Copa Davis consiguió atraer a un gran número de personas a Córdoba durante los días de competición y añadió que "hay deportes que no dependen de la climatología", de manera que estas citas podrían ayudar también a desestacionalizar al sector. La Davis y los Juegos Europeos Universitarios son los únicos eventos que se han celebrado en Córdoba en los últimos dos años con una gran repercusión para el sector turístico.

El año no ha empezado muy bien para el sector turístico. El balance de coyuntura hotelera que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativo a enero arrojó una bajada del número de viajeros del 4% y las pernoctaciones cayeron un 9,4%. En febrero el descenso se ha situado en torno al 3%. Esta caída se ha debido en gran parte al descenso de turistas nacionales. La difícil coyuntura económica de España y el estancamiento del consumo es la principal causa de esta pérdida progresiva de viajeros españoles que se lleva produciendo desde que comenzó la crisis. Hasta ahora era el turismo internacional el que estaba manteniendo los datos pero, en el momento que este también se ha estancado, se ha producido el descenso. Navas destacó por su parte que los datos de la ciudad son más positivos que los que recoge el INE referidos al conjunto de la provincia. De hecho, en Córdoba capital se ha producido en los dos primeros meses del año un incremento de los viajeros. Córdoba es además la única dentro del grupo de Ciudades Patrimonio que ha arrancado el año de manera tan optimista. Eso sí, en el caso de las pernoctaciones el balance sí deja notar una ligera caída. No obstante, incrementar las noches de hotel es el principal reto del sector turístico y en eso están implicados tanta la administración pública como la iniciativa privada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios