Córdoba

El gasto turístico en Córdoba cae en 50 millones de euros en el primer semestre

  • La consultora Adeitur señala en un informe que el número de viajeros en la provincia ha descendido un 73% de enero a junio

  • Los rebrotes ya están provocando la anulación de reservas en muchas zonas del país

Turista en el puente romano de Córdoba, con la Calahorra al fondo. Turista en el puente romano de Córdoba, con la Calahorra al fondo.

Turista en el puente romano de Córdoba, con la Calahorra al fondo. / Juan Ayala

El turismo es uno de los sectores que más se está resintiendo por la crisis sanitaria del covid-19. Las previsiones no eran buenas, pero los primeros datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) respecto a viajeros y pernoctaciones revelan la magnitud de las pérdidas. Así, la consultora turística Adeitur ha elaborado un informe tomando como base las estadística del INE, en el que señala que la actividad turística en Córdoba ha dejado de ingresar más de 50 millones de euros entre enero y junio respecto a las cifras que registraron en el mismo periodo del año pasado.

El texto indica que en los primeros seis meses de 2019 se hospedaron en los hoteles cordobeses casi 623.000 personas, mientras que en 2020 esa cifra se ha quedado en algo más de 167.000. En cuanto a pernoctaciones, Adeitur apunta que se anotaron el año pasado (entre enero y junio) más de un millón y en este ejercicio se han contabilizado 284.000, lo que supone un descenso del 72,5%. Tanto en visitantes como en pernoctaciones, el descenso más acusado se da en los extranjeros que vienen a Córdoba.

Este informe de la consultora asegura que ya se puede "confirmar el inmenso efecto negativo de la crisis del covid-19 sobre el sector turístico de Andalucía, y por supuesto en todo el país". Añade que tomando como referencia los datos de los viajeros llegados al conjunto de la provincias andaluzas que han pernoctado en establecimientos hoteleros durante el primer semestre de 2020, se puede "confirmar que se han producido un 66,72% menos de turistas respecto al mismo periodo del año anterior, es decir, 6.250.940 turistas menos, lo que ha supuesto para nuestros hoteles 17.190.437 pernoctaciones menos a lo largo de estos seis meses. A España le ha supuesto más de 105 millones de pernoctaciones menos".

Según estos datos estadísticos la provincia más perjudicada ha sido Huelva, que ha disminuido en un 84,95% el número de pernoctaciones respecto al primer semestre de 2019. Le siguen Almería y Cádiz con un 81,08% y un 82,88% menos, respectivamente. En las ciudades más orientadas al turismo cultural, como es el caso de Córdoba, Sevilla y Granada, el descenso se ha visto ligeramente menos acusado, aunque todas han superado el 70% menos de pernoctaciones.

Respecto a la cantidad de euros que Andalucía ha dejado de ingresar por estos turistas que han dormido en hoteles, Adeitur ha realizado un cálculo tomando de referencia el gasto medio del semestre de 2019 publicado por la Encuesta de Coyuntura Turística de Andalucía (ECTA), con el resultado de 1.163 millones de euros menos respecto al primer semestre de 2019, es decir, un 70,44% menos.

En valores absolutos, Málaga es con diferencia la provincia que más deja de ingresar con 433 millones menos, seguida de Cádiz y Sevilla con unos 200 millones menos cada una. Las provincias que menos euros pierden son Jaén con 27 millones menos y Córdoba con 50,5 millones.

Desde Adeitur señalan que si a estas cifras "le sumáramos aquellos turistas que pernoctan en Viviendas con Fines Turísticos (VFT), Apartamentos, Viviendas Turísticas de Alojamiento Rural (VTAR), Casas Rurales, Camping y los alojamientos de amigos y familiares, las pérdidas sobre los destinos podrían duplicarse como mínimo".

Como reflexión de la situación del sector, la consultora afirma que "el peor enemigo a fecha de hoy es la enorme incertidumbre" y admite que "los rebrotes, que ya están afectando directamente a la anulación de reservas, el temor a una nueva expansión de contagios para el otoño, el desconocimiento aún del plazo de los ERTE, de las medidas fiscales, una nueva política de restricciones o medidas de prevención sanitaria a la entrada de la demanda exterior en función a la evolución de la pandemia, provoca un aletargamiento del sector".

También afirman que es el momento de mantener un sector unido y cohesionado, potenciar el asociacionismo empresarial y buscar la máxima coordinación entre el sector público y el sector privado para la puesta en marcha las medidas de choque. "Es el momento para que entre todos apliquemos con mayor intensidad los conceptos de sostenibilidad, responsabilidad y digitalización sobre nuestros destinos", aseveran. 

También advierten de que teniendo en cuenta la importancia de España a nivel mundial en el plano turístico, "una apuesta política débil ahora podría hacer peligrar esta situación, arrastrando a una enorme cantidad de negocios, profesionales y trabajadores a la ruina a corto y medio plazo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios