Córdoba

El gasto medio diario de los turistas sube un 8,5% y alcanza los 67,6 euros

  • El visitante destaca el patrimonio cultural, el trato que recibe y el transporte

  • La estancia media cae a 2,5 días, la más baja de Andalucía

Un grupo de turistas visita uno de los Patios del certamen 2018, que se celebró en el mes de mayo. Un grupo de turistas visita uno de los Patios del certamen 2018, que se celebró en el mes de mayo.

Un grupo de turistas visita uno de los Patios del certamen 2018, que se celebró en el mes de mayo. / Juan Ayala

Ni el Mayo Festivo ni la agradable primavera con temperaturas muy suave logran, por el momento, frenar la caída en picado de turistas que optan por Córdoba como destino. Así lo viene marcando cada mes el Instituto Nacional de Estadística (INE) en sus informes de coyuntura y lo ratificó ayer el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía a la hora de analizar la situación del sector en el segundo semestre del año, que abarca de abril a junio, considerado como la temporada alta de la ciudad y la provincia.

Sin embargo, no todos los parámetros analizados son negativos para Córdoba, ya que aunque es verdad que vienen menos, los que lo hacen gastan más dinero. De hecho, Córdoba es la provincia en la que más ha crecido lo que desembolsan sus visitantes, con un aumento del 8,5%, con lo que resulta una media por persona y día de 67,6 euros y poco a poco se va acercando a la media de la comunidad autónoma, que es de 69,4 euros.

En este punto, llama la atención que una provincia de interior como Jaén es la que lidera el consumo diario de los turistas con 94 euros y un aumento en el trimestre analizado de casi el 1%, según el Instituto de Cartografía andaluz.

Pese a todo, ese aumento de lo que gastan los turistas en Córdoba es un dato a tener en cuenta, sobre todo por el escenario que se venía arrastrando, puesto que el gasto medio diario de los visitantes se quedó en 2017 los 62 euros. Esta cifra ya supuso un aumento considerable con ejercicios anteriores, ya que en 2016 fueron 58,84 euros y en el año anterior (2015) fue 57,43 euros. Ahora estamos en 67,6 euros, diez euros más que hace apenas tres años.

Otros factores sobre los que se profundiza en este análisis son los motivos por los que los viajeros se decantan por un destino. En el caso de la provincia, el 88,4% lo hace por vacaciones u ocio, mientras que el 7,2% se traslada por visitas a familiares y un 4,4% por otras razones.

Un vez aquí, los visitantes puntúan con una nota alta los servicios que reciben o la oferta que se les plantea. De los distintos campos sobre los que se les pregunta, siete de ellos superan el 9 (un sobresaliente), con especial incidencia en el servicio de trenes con los que cuenta la ciudad (sobre todo por la estación del AVE) y el servicio público de taxi. Ambos reciben un 9,5. Por encima de ese 9 se colocan también el patrimonio cultural -que es uno de los grandes reclamos de la capital y la provincia, sobre todo por la Mezquita-Catedral-, la información turística y la atención y trato que reciben. La calidad de la oferta turística (paisajes y parques naturales) y los entornos urbanos se cuelan una vez más en aspectos muy valorados. La restauración y la limpieza también cuentan con una buena calificación, así como la oferta de ocio. Los únicos campos en los que Córdoba baja del 8 es en el nivel de tráfico (7,8) y en el servicio de alquiler de vehículos, que se queda en 7,6.

El estudio, no obstante, viene a certificar lo que ya se sabía, que cada vez son menos los visitantes. En el segundo semestre se acercaron hasta tierras cordobesas un total de 529.225 personas, o lo que es lo mismo, un 5,9% menos que en el mismo periodo de hace un año. Pero lo más preocupante es que Córdoba es la provincia que más baja en este apartado y, además, destinos culturales como son Granada y Sevilla suben en número de viajeros.

Otro dato que invita a la reflexión es el de la estancia media en la ciudad. Córdoba viene arrastrando un déficit en este campo desde hace años, si bien entre los meses de abril y junio el tiempo que pasan los viajeros en el territorio ha descendido en la nada despreciable cifra de un 15,6%, la que más baja en Andalucía. El resultado es que esa estancia media cae a 2,5 días, la misma que Jaén, y lejos ya de la media andaluza -que es de una semana- y de provincias como Granada (4,3) e incluso Sevilla (3,2), mientras que en la costa es mucho más alta, según reza el estudio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios