Córdoba

La 'fuga' de cordobeses a otras provincias de España deja el saldo migratorio en negativo

  • Córdoba pierde medio millar de habitantes por las emigraciones a finales de 2018

Gente con maletas en la estación de autobuses de Córdoba. Gente con maletas en la estación de autobuses de Córdoba.

Gente con maletas en la estación de autobuses de Córdoba. / Juan Ayala

La pérdida poblacional que sufre la provincia de Córdoba no se debe únicamente a una caída en picado de la natalidad. La huida hacia otros puntos del mundo es también clave en estos vaivenes poblacionales, y así lo pone de manifiesto la estadística de Migraciones publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el INE, la provincia de Córdoba perdió a finales del año pasado algo más de medio millar de habitantes por estas migraciones. Esto no quiere decir que de Córdoba se fueran hacia otros puntos del mapa únicamente 500 personas, sino que el saldo migratorio quedó en niveles negativos. Es decir, se fue más gente de la que vino, especialmente a otras provincias de la geografía española.

Teniendo en cuenta todas las emigraciones, tanto las que se dieron de manera interprovincial hasta las que tuvieron como destinos otros países, de Córdoba se marcharon durante los últimos seis meses de 2018 4.978 personas. El hecho de que la mayoría de esas personas se fueran a otros puntos de España hace pensar que las razones de la marcha fueron laborales. Mientras que, entre las que se fueron a otros países, predominan los extranjeros que volvieron a sus lugares de origen.

De Córdoba se marcharon durante los últimos seis meses de 2018 4.978 personas

En este caso, de esas casi 5.000 emigraciones registradas en Córdoba durante el segundo semestre del año pasado, 4.408, casi el 89%, tenían como destino otro punto de España. Sólo 570 se correspondieron con emigrantes que se fueron a otros países. De esas 570 personas, 283 eran de nacionalidad española, mientras que el resto, 287, eran de nacionalidad extranjera.

Ese saldo migratorio negativo (que quiere decir que se va más gente de la que viene) se corresponde únicamente con los traslados entre provincias españolas, ya que, por el contrario, sí son más las personas del extranjero que vienen a la provincia que las que se marchan fuera de España.

Son más las personas del extranjero que vienen a la provincia que las que se marchan fuera de España

En este caso, dentro de las migraciones nacionales, en el segundo semestre de 2018, como ya se ha dicho, se fueron de Córdoba a otras provincias españolas 4.408 personas, mientras que de esas provincias vinieron a Córdoba 3.096 personas, lo que deja un saldo negativo de 1.312.

Por el contrario, mientras a Córdoba vinieron de otros países 1.376 personas, hacia el extranjero marcharon solamente 570, lo que deja el saldo migratorio en positivo, con 806 personas. Este último dato es mayor que en el primer semestre de 2018, cuando la cifra se quedó en 47 personas, y también es más alto que en el mismo periodo del año anterior, cuando se situó en 536.

En cuanto a las características de esos extranjeros que vienen a Córdoba, hay más mujeres que hombres (pero no con mucha diferencia), proceden sobre todo de Marruecos y Colombia y son jóvenes, de entre 25 y 29 años. Los que marchan de Córdoba al extranjero son, en gran parte, de nacionalidad rumana, más hombres que mujeres y algo más mayores, de entre 30 y 34 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios