Córdoba

Interior suspende de forma definitiva los experimentos con electrodos a presos en la cárcel de Córdoba

  • Instituciones Penitenciarias reconoce que existe una "debilidad de los consentimientos ofrecidos" por los reos

Cárcel de Córdoba. Cárcel de Córdoba.

Cárcel de Córdoba. / El Día

El Ministerio del Interior ha suspendido de forma definitiva una investigación experimental en las cárceles de Huelva y Córdoba que pretendía combatir con electrodos la agresividad de los presos, teniendo en cuenta aspectos como que "no existe evidencia de la calidad" del estudio o la "debilidad de los consentimientos ofrecidos" por los reclusos que se sometieron al mismo.

En una resolución firmada por el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, el organismo dependiente del Ministerio del Interior informa de que ha suspendido el experimento que lleva por título El estudio de la corteza prefrontal dorsolateral y agresividad auto informada en una población reclusa: un estudio mediante estimulación de corriente directa transcraneal (tDCS).

El estudio se aprobó por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias el 10 de diciembre de 2015 para que se llevara a cabo por Andrés Molero Chamizo dentro de la prisión de Huelva, contando con aval de la Universidad de esta ciudad. El 6 de junio de 2017 se extendió a la cárcel de Córdoba, en esta ocasión de la mano de la investigadora Raquel Martín Riquelme. En diciembre de 2018 se pidió ampliar el estudio.

El estudio cobró notoriedad tras la publicación este año de los resultados del estudio en el número 397 de la revista Neuroscience y llevó al Ministerio del Interior a ordenar su suspensión cautelar el 7 de marzo. También se mantuvieron entrevistas con los investigadores y colaboradores para recabar datos del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios