Córdoba

La esperada visita real entre barrotes

  • La Peña los Amigos de Fátima reparten juguetes en la prisión de Córdoba

La cárcel de Córdoba también vivió ayer unas horas de ilusión, de mucha ilusión. El centro penitenciario abrió sus puertas para recibir a los Reyes Magos de Oriente en una jornada extraordinaria en la que las reclusas pudieron disfrutar de sus hijos durante bastante tiempo. Una vez más, la Peña Amigos de Fátima hizo gala de la solidaridad que la caracteriza y se desplazó hasta la barriada de Alcolea para repartir juguetes, caramelos y pelotas entre los niños de las mujeres que cumplen pena por algún delito.

Este colectivo lleva cumpliendo con esta loable tradición desde hace 25 años, cuando la prisión estaba ubicada en Fátima. "Tratamos que la magia de la Navidad y de los Reyes Magos llegue también a los rincones más apartados", explicaba ayer el relaciones públicas de la peña, Juan Mata.

Alrededor de 40 niños pudieron disfrutar al mismo tiempo de sus madres y de Sus Majestades en un emotivo acto celebrado en el pabellón deportivo de la cárcel, cuando las caras de sorpresa y entusiamo de los más pequeños hablaban por sí mismas. "Ellos no tienen la culpa de que sus madres estén internas", esgrimía Juan Mata, quien apuntaba que con visitas reales como ésta se intenta que las familias que están separadas por la cárcel revivan el espíritu de la Navidad. Los encargados de llevar la ilusión al centro penitenciario fueron el músico y cantante Felipe Conde, el director de la empresa Artile, Domingo Marín, y el socio de la Peña Los Amigos de Fátima, Rafael Rojano.

Una hora antes de llegar a la cárcel, Sus Majestades se detuvieron en el centro de disminuidos de la Diputación, también en Alcolea. "Es muy gratificante ver cómo les brillan los ojos cuando les entregamos los regalos y repartimos los caramelos", apuntaba Mata, quien resaltaba que con visitas así se trata de mantener vivo el espíritu de estas fechas en todos los rincones. En su recorrido, repartieron, centenares de kilos de caramelos y juguetes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios