Córdoba

El 70% de las empresas de la construcción reanudan su actividad en Córdoba

Un obrero de la construcción desarrolla su trabajo este lunes en Córdoba. Un obrero de la construcción desarrolla su trabajo este lunes en Córdoba.

Un obrero de la construcción desarrolla su trabajo este lunes en Córdoba. / Juan Ayala

Alrededor de un 70% de las empresas de la construcción e infraestructuras de Córdoba reanudaron este lunes su actividad, en la primera jornada de vuelta al trabajo tras el periodo de 15 días de permiso retribuido dictado por el Gobierno. En estas últimas dos semanas, las actividades calificadas como no esenciales habían quedado paralizadas por el estado de alarma que ha generado la crisis del coronavirus.

La ausencia de incidentes reseñables ha sido la tónica general, si bien los sindictados se han encargado de recordar que estarán vigilantes ante posibles situaciones de exposición al contagio de covid-19 de los trabajadores, por falta de material de protección o incumplimiento de los protocolos dictados.

Según los datos ofrecidos por la Asociación de Empresarios de la Construcción e Infraestructuras de Córdoba (Construcor), siete de cada diez empresas han vuelto al trabajo en condiciones de normalidad, en una jornada desarrollada sin incidencias "reseñables" en las obras, tanto residenciales como civiles, y en las desarrolladas por las empresas de ingeniería que han contado con recursos preventivos para ello. Las empresas que carecían de los medios apropiados no han retomado la actividad.

Construcor reconoció además que la mayoría de las empresas que no han reiniciado su actividad no se basan en no contar con equipos de protección para sus trabajadores, sino debido al cambio normativo que el Gobierno de España estableció a última hora del domingo, que ha dejado en fuera de juego a algunas compañías. Un ejemplo claro es el de las obras en edificios donde existen viviendas habilitadas o en lugares anexos a edificios habitados, que siguen sin estar permitidas.

Con todo, Construcor también reconoció que en algunos casos la falta de actividad de las empresas en este primer día se debía a la carencia de equipos de protección individual (EPI) para los trabajadores. "Los recursos preventivos son adquiridos por las empresas, pero, dada la situación del mercado y la falta de tiempo, por el período festivo de la Semana Santa y el fin de semana, no todas han dispuesto hoy de dichos recursos", aclara la asociación, que espera que estas empresas puedan volver al trabajo en los próximos días, contando ya con los preceptivos equipos de protección para sus empleados.

Obreros de la construcción en la vuelta al trabajo este lunes. Obreros de la construcción en la vuelta al trabajo este lunes.

Obreros de la construcción en la vuelta al trabajo este lunes. / Juan Ayala

La asociación de constructores recordó además que el pasado miércoles ya pidió "claridad, seguridad, garantías y recursos" para el reinicio de la actividad, ya que la principal preocupación de las empresas es precisamente asegurar la salud de sus trabajadores. Por ese motivo, Construcor pide que se facilite el acceso a los recursos preventivos necesarios, pues de lo contrario no tiene sentido que se reanude la actividad, colocando a empresas y trabajadores en una situación comprometida.

Ante esta situación, "el escudo social y la protección del tejido productivo brilla por su ausencia, ya que el Gobierno no contempla ninguna medida para aquellas empresas y trabajadores que se vean en la imposibilidad de reanudar una actividad que, además, no está catalogada como esencial", recordó la asociación. El colectivo indicó además que a estas empresas incluso les está vedado el acceso a una solución como el ERTE por fuerza mayor, lo que aboca a las compañías a tener que reanudar los trabajos para proteger su propia supervivencia.

Los sindicatos, vigilantes

Al margen de la posición de Construcor, los sindicatos celebraron la "normalidad" del regreso al trabajo en la construcción, pero recordaron que tendrán "tolerancia cero" con las empresas que no cumplan con los protocolos de protección a sus trabajadores establecidos por la ley.

El secretario de Salud Laboral de UGT Córdoba, Jaime Sarmiento, destacó la normalidad de la jornada, "a excepción de algunos incumplimientos, centrados sobre todo en el sector de la construcción". En ese sentido, Sarmiento aseguró que tendrán "tolerancia cero con las empresas que no cumplan con los protocolos establecidos para evitar los contagios de covid-19", ya que "si no hay seguridad ni EPI, las empresas no pueden realizar su actividad, y tendrán que cerrar hasta que estén garantizadas todas las condiciones de seguridad". De producirse situaciones de carencia de material de protección, UGT avisa de que acudirá a las administraciones públicas para denunciar estas irregularidades.

Por su parte, la secretaria general de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, por su lado, ha destacado que el regreso al trabajo en la mayoría de las empresas que este lunes reanudaban su actividad se ha producido "bajo mínimos y con las mismas plantillas que ya estaban trabajando" antes de los 15 días de permiso retribuido, destacando también la "ausencia de incidencias reseñables".

Sin embargo, en el sector de la construcción "ha habido cierto desconcierto esta mañana a causa del decreto que anoche promulgó el Gobierno", destacó Borrego, que señaló como ejemplos "incidencias puntuales por la falta de mascarillas y otras medidas de protección", si bien la "normalidad" fue la tónica general.

Eso sí, la representante de CCOO pidió a los trabajadores que "en caso de no estar recibiendo los equipos de protección individual o que no se estén adoptando las medidas oportunas de seguridad, lo pongan en conocimiento de la Inspección de Trabajo o del sindicato".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios