Foro Romano, 12

Día de la Mujer: mucho más allá del calendario

  • Un nuevo 8 de marzo ha marcado la agenda de medios y partidos en torno a la desigualdad de la mujer, más allá de hacerlo por una fecha, habría que hacerlo por pura lógica

Imagen de una Manifestacion del 8M. Imagen de una Manifestacion del 8M.

Imagen de una Manifestacion del 8M. / El Día

El movimiento feminista ha conseguido que páginas como las de este periódico lleven más contenido morado en días como el de hoy. El movimiento feminista alcanzó un acuerdo de huelga hace dos años que fue un rotundo éxito. El movimiento feminista ha logrado que todo el mundo sepa que se conmemora cada 8 de marzo en todo el mundo.

Hay que continuar con el legado de lo que nos dejaron las feministas históricas, seguir enarbolando esa bandera púrpura en cada manifestación, pero no podemos hacerlo únicamente cuando la fecha nos la marque un calendario. Claro que se han conseguido cosas. Se ha conseguido que sean perceptibles los micromachismos para muchas más personas, que no se trate a una mujer de loca cuando dice que tiene miedo de volver a casa sola o que se caiga en la cuenta de por qué tiene miedo de volver sola a casa si es de noche.

Pero no podemos dejarlo aquí. Los medios de comunicación no pueden atender al movimiento cuando el movimiento llena calles, tiene que atender al movimiento y a las mujeres durante todos los días. No hay que ponerse en el avatar de tal red social que se está de acuerdo con esta lucha cuando arranca marzo, hay que unirse a esa lucha cada día.

Hay que hacerlo porque, lamentablemente, por mucho que se haya logrado, las cosas no terminan de cambiar. Solo había que darse una vuelta por Twitter cuando el Ministerio de Igualdad anunció que uno de los lemas de su campaña para este día era Sola y borracha quiero llegar a casa (algo que, sorpresa, no se ha inventado este ministerio). A raíz de salir a la luz esta campaña, hubo quien acusó al Gobierno de fomentar el consumo abusivo de alcohol. Y el problema no es que fuera cualquier troll machista de Twitter quien lo dijera, sino partidos como el PP, Ciudadanos o Vox.

Más allá de lo adecuado o no del lema, el problema está en no ir todos a una cuando se trata de una lucha de este calado y esto hace preguntarse que quizá existan personas dentro de esos partidos que no están por la labor de contribuir a la lucha. Sobre lo de fomentar el consumo de alcohol, hay que decir poco, más allá de recordarles las palabras de José María Aznar cuando le entregaron la Medalla de Honor de la Academia del Vino de Castilla y León: “A mí no me gusta que me digan no puede ir usted a más de tanta velocidad, no puede usted comer hamburguesas de tanto, debe usted evitar esto y además a usted le prohíbo beber vino”. Pues eso, fomentando.

Y como más importante que mirar la hemeroteca es observar el ahora y lo que viene por delante, habría que invitar a todos los partidos y a todas las personas a que dejen de burlarse de cualquier cosa que lleve la palabra mujer o feminismo. No vamos a escribir una ristra de datos poniendo en evidencia las diferencias económicas, laborales o sociales que existen entre hombres y mujeres porque ya están más que puestos encima de la mesa.

Vamos a darnos cuenta de lo que pasa porque es evidente. Porque va más allá del techo de cristal y de la brecha salarial, de las jornadas partidas o de los puestos de dirección. Va también de la invisibilidad de las mujeres rurales, de las kellys, de las amas de casa, de las abuelas. Va también del acoso, del miedo a defraudar o del miedo de beber y volver a casa a sola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios