Córdoba

El desabastecimiento en farmacias afecta a más de 350 medicamentos

  • El problema es nacional, aunque se agrava en Andalucía por la subasta

  • Los bajos precios, la centralización en la fabricación y hasta obras en los laboratorios, algunas de sus causas

Interior de una farmacia. Interior de una farmacia.

Interior de una farmacia. / el día

La última actualización de la Agencia Española del Medicamento (AEM) cifra en más de 350 los fármacos que están en desabastecimiento en España. El listado incluye medicamentos para las cardiopatías, el lumbago, la tensión, la fiebre, la acidez estomacal, el dolor, la ansiedad e incluso la disfunción eréctil. El problema es generalizado en todo el país y afecta a las boticas de todo el territorio nacional. "Pero no hay que alarmar a la población porque no hay un problema de salud pública", asegura el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, Práxedes Cruz, quien confirma que el desabastecimiento se está sufriendo también en los establecimientos cordobeses. Según los profesionales, los fármacos en desabastecimiento en la mayoría de los casos pueden ser sustituidos en las farmacias por otros con el mismo principio activo. Y en caso de no ser posible, el facultativo de cabecera puede prescribir una alternativa, sostienen. No obstante, estas situaciones ya se están dando y algunos usuarios tienen que volver al médico para que les cambien el tratamiento. "A veces no está ni el que se prescribe ni el genérico", relata Cruz. Las causas de la falta de estos fármacos son diversas. El presidente de los farmacéuticos apunta que antes se producían situaciones de desabastecimiento "puntuales" debido a fallos en la fabricación, pero ahora se están detectando situaciones generalizadas y mantenidas en el tiempo. Esto, afirma Cruz, "nos lleva a pensar en otras causas, aunque son elucubraciones u opiniones". Así, el presidente de los farmacéuticos en Córdoba, apunta a los bajos precios. "En España son de los más bajos de Europa, lo que provoca la huida de las farmacéuticas hacia otros mercados más rentables", como los países nórdicos o centroeuropeos. Pero incluso hay fármacos en desabastecimiento porque el laboratorio ha acometido reformas en su planta de fabricación. Es el caso de Adiro, un medicamento para prevenir el infarto, el ictus o la angina de pecho tras un primer episodio isquémico. Bayer Hispania, titular de la autorización de comercialización, comunicó a la AEM problema de suministro por las obras en su fábrica de Lerverkusen (Alemania).

A esta situación se suman en Andalucía los problemas generados por la subasta, en la que el proveedor licita a la baja para hacerse con el suministro al sistema público. "El problema que genera la subasta en Andalucía es mucho peor que el desabastecimiento que se da en toda España", indica Cruz.

En todo caso, ambas situaciones se suman: la falta de fármacos a nivel nacional y el desabastecimiento derivado de la subasta. En este último caso la causa es que los laboratorios que resultan adjudicatarios no siempre tienen capacidad de suministro suficiente.

Fuentes de la Consejería de Salud indicaron que a 5 de octubre, "de los 393 medicamentos que figuran con problemas de abastecimiento, sólo uno se encuentra en el listado de los seleccionados por el SAS". Además, la Administración añade que "los desabastecimientos puntuales de fármacos de la selección pública no afectan a los tratamientos de los usuarios, ya que los medicamentos no disponibles pueden ser sustituidos por otros de igual principio activo, dosis y forma farmacéutica, disponibles en el mercado".

Los boticarios en cambio insisten en que la subasta andaluza tienen un efecto "peor" que el desabastecimiento general. Según el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, entre todas las causas puede haber picos en los que falten más medicamentos. "Si a nivel nacional faltan diez, aquí se pueden sumar entre cuatro y cinco más", asegura. Todo esto puede derivar en una "situación de desconfianza" del usuario con el farmacéutico ya que ve que no hay medicamentos o que cambias la prescripción. Si es cliente de siempre y se lo explicas no hay problema, pero a veces no ocurre así", lamenta.

El Tribunal Constitucional se ha pronunciado ya en tres ocasiones a favor de la subasta. Los boticarios apuntan que los cambios de proveedor que cada dos años se producen con la subasta en Andalucía más los problemas de desabastecimiento porque los laboratorios adjudicatarios no siempre pueden surtir todos los fármacos demandados hacen que tengan que sustituirlos por otros con los consiguientes cambios de colores y formas que confunden a los pacientes. Ahora, a los enfermos se le suman las faltas derivadas del desabastecimiento nacional. El listado puede verse en la web de la AEM y ante problemas de suministro de su tratamiento, cada paciente debe consultar en su farmacia o a su médico de cabecera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios