Claustro anual

La Defensora Universitaria de la UCO abre 132 expedientes que afectan a 300 personas

  • El 68,94% de las actuaciones corresponden al alumnado  

Un momento de la intervención de Carmen Mingorance en el claustro Un momento de la intervención de Carmen Mingorance en el claustro

Un momento de la intervención de Carmen Mingorance en el claustro / El Día

La Defensora Universitaria de la Universidad de Córdoba (UCO), María del Carmen Mingorance, presentó ayer el informe anual de intervenciones. En este caso, entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre del año pasado abrió 132 expedientes, que han afectado a más de 300 personas, entre alumnos, profesores y personal laboral.

El departamento que gestiona Mingorance atiende tres tipos de actuaciones. Una de ellas son las consultas, que son las "actuaciones más frecuentes y ágiles". De todas ellas, el 70% llegan por parte de alumnado. Las quejas y reclamaciones son el segundo eje de su trabajo cuando el personal considera que "sus derechos han sido conculcados por actuación de otra persona u órgano colegiado", anotó. En este caso, el 69% llegaron desde el alumnado, el 23% del profesorado y un 8% del personal de administración y servicios.

En tercer lugar se encuentran las mediaciones y conciliaciones, que según expuso la defensora, "son actuaciones que se realizan a petición expresa de un miembro o de un colectivo de la comunidad universitaria ante la existencia de un conflicto". Pues, bien, el 66% de este tipo de intervenciones corresponden al alumnado. En resumen, las actuaciones requeridas desde el estamento del alumnado son las más numerosas (un 68,94 % del total), seguidas de las procedentes del estamento del persona docente e investigador (20,46 %), de las del personal de administración (6,06 %) y finalmente las correspondientes a Otros (4,54 %).

Conflictos entre alumnos y docentes, becas, gestión de secretaría o exámenes son algunas de las actuaciones más frecuentes

A pesar de estos datos, Mingorance detalló que "si ponderamos el número de actuaciones con la población universitaria correspondiente a cada uno de los colectivos se aprecia que, en proporción, el colectivo que más intervenciones solicitó fue el personal docente, mientras que el de estudiantes fue el que menos lo hizo".

Pero, ¿a qué cuestiones se enfrenta la defensora universitaria de manera más habitual? Pues, según expuso, mientras que en el estamento de estudiantes la principal demanda está relacionada con la evaluación, el acceso a la Universidad y las adaptaciones y convalidaciones, en el del profesorado sus intereses se centran en la actividad docente, y en el personal de administración y servicios en el concurso y los traslados.

Entre todas ellas se encuentran actuaciones centradas, por ejemplo, en conflictos entre alumnos y docentes, becas, gestión de secretaría o exámenes. Los asuntos derivados de la evaluación corresponden a los meses de diciembre, febrero y junio y los relacionados con la devolución de precios públicos en noviembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios