universidad

Una década como aula experimental

  • El proyecto La Casita de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO celebra diez años de vida

Asistentes a la celebración del décimo aniversario del proyecto La Casita, en Ciencias de la Educación. Asistentes a la celebración del décimo aniversario del proyecto La Casita, en Ciencias de la Educación.

Asistentes a la celebración del décimo aniversario del proyecto La Casita, en Ciencias de la Educación. / el día

Aumentar la presencia de la formación continua de la realidad de las aulas en la formación universitaria fue uno de los objetivos por los que hace ahora una década se puso en marcha el proyecto La Casita, un aula experimental de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba (UCO). Fue en el curso 2007-2008 cuando comenzó este proyecto, que sirve como espacio para el desarrollo de las actividades temáticas enfocadas a la enseñanza de alumnos de Infantil. El programa tiene diversos objetivos, que cubren tanto el ámbito profesional de los futuros docentes como el ámbito social, dado su papel dentro del espacio educativo orientando a la enseñanza de los más pequeños fuera del aula.

Las responsables de este proyecto fueron las profesoras de UCO Rosario Mérida, actual vicerrectora de Vida Universitaria y Responsabilidad Social; Regina Gallego; Carmen Gil; Julia Angulo; y Ana Belén Cañizares, actual coordinara del programa. Estos diez años han servido para que muchos alumnos y profesionales del sector educativo colaboren en un proyecto que, como destacó Regina Gallego, "lo hacen por vocación y no por los títulos".

Para conmemorar esta primera década de vida, la Facultad de Ciencias de la Educación acogió la semana pasada una acto conmemorativo, al que también acudió el que fuera su decano, Francisco Villamandos, quien señaló que La Casita "es un ejemplo insólito de constancia, fuerza y entusiasmo".

El citado encuentro trajo a la memoria de las precursoras todo lo que han supuesto estos años de trabajo, aunque coincidieron en que no parece que haya pasado tanto tiempo desde sus inicios. "Llevo muy dentro La Casita, pero no contaba el tiempo, diez años ya desde que empezamos", señaló Carmen Gil al comienzo de su intervención. Los asistentes, además, aprovecharon la celebración para poner de manifiesto la necesidad de reclamar la institucionalización del mismo y facilitar así las labores de organización.

El programa supone la disponibilidad de un espacio en el que alumnos del grado de Educación Infantil pueden poner en práctica el contenido teórico que se les imparte, como destacó en el evento una de la actuales alumnas, Sandra, quien aseguró que el proyecto "me ha dado momentos y oportunidades preciosos, y una experiencia que no me hubiese podido dar ni el mejor de los profesores en la mejor de las asignaturas".

Por su parte, su actual coordinadora destacó que La Casita "también supone una alternativa a la dinámica de la enseñanza en los colegios, ya que las niñas y niños tienen un nuevo lugar para aprender y jugar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios