Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Propuesta para que la Feria de Córdoba se celebre del 17 al 25 de octubre

Varios jinetes pasean con sus caballos por delante de la portada de la Feria de 2019. Varios jinetes pasean con sus caballos por delante de la portada de la Feria de 2019.

Varios jinetes pasean con sus caballos por delante de la portada de la Feria de 2019. / Juan Ayala

La Feria de Córdoba podría celebrarse entre el 17 y el 25 de octubre. Esa es una de las propuestas emitidas por parte del Ayuntamiento de la ciudad aceptada por la Asociación de Casetas Tradicionales y la Asociación de Casetas Populares, que exigen una serie de condiciones. Ambos colectivos, que han recibido no menos de seis fechas, sólo pretenden evitar el comienzo de septiembre para no coincidir con la Velá de la Fuensanta y evitar montar con el calor de agosto. Pero además, exigen que se mantenga la estructura de la fiesta y que no se solape con otras ferias de Andalucía, al tiempo que se garantice que las actuaciones de adecuación del recinto arranquen el día posterior a la finalización del evento, para asegurar su terminación para la siguiente edición.

Después de que el pasado miércoles 25 el Ayuntamiento, con el beneplácito del resto de colectivos implicados en las fiestas, decidiera suspender todas las actividades del Mayo Festivo, la duda radicaba en cuál iba a ser la fecha planteada para su celebración en otoño. Con los Patios fijados para finales de octubre, coincidiendo con el festival Flora, el planteamiento inicial para la Feria era su ubicación a partir de septiembre. Y las asociaciones principales ya puntualizaron que como pronto a finales de mes para evitar el calor, y con un acuerdo a cuatro bandas con Sevilla, Jerez de la Frontera y Granada para garantizar la logística del evento.

Sin embargo, apenas dos días después los colectivos que aglutinan el 52% de las casetas que habían solicitado su presencia este mayo (47 en total), han contestado a una de las propuestas recibidas por parte del Ayuntamiento en los últimos dos días, en un documento privado a la teniente de alcalde de Promoción, Marián Aguilar, que ha visto la luz.

En el mismo, puntualizan, que de celebrarse la Feria de Córdoba en esa semana de octubre, debería quedar fijada entre las 00:00 del sábado 17 de octubre y las 6:00 del domingo 25. De hecho, en su último punto, exigen que "se garantice, dentro de una normalidad, que no se superponga con otras ferias, y haga materialmente imposible que los proveedores de carpas, suelos, aseos portátiles... no puedan atender la demanda de montaje".

Pero de primeras ya surge un problema con esta propuesta, dado que no ha habido tiempo material a que las corporaciones municipales de Córdoba, Sevilla, Granada y Jerez se sienten a negociar. Y es que desde el ayuntamiento jerezano ya anunciaron hace días su propuesta de fechas, que va del 10 al 17 de octubre, lo que dejaría el margen de maniobra reducido a cero. Sevilla, por su parte, se decidió por la penúltima semana de septiembre (entre el 19 y el 27), y Granada está a la espera, pues aún no ha decidido aplazar su festividad del Corpus, que es en junio, pero que probablemente se vea también afectada por la crisis del coronavirus.

Entre las condiciones del acuerdo rubricado por Rafael Bocero y Alfonso Rosero, en representación de las dos asociaciones principales de casetas, también se recoge que la feria debe mantener su estructura habitual, aunque se celebre de manera excepcional en octubre; es decir, portada, alumbrado extraordinario, calle del infierno y actividades músico-culturales.

Un grupo de chicas posa ante la portada del recinto ferial. Un grupo de chicas posa ante la portada del recinto ferial.

Un grupo de chicas posa ante la portada del recinto ferial. / Juan Ayala

En su escrito recuerdan que no pueden "aceptar una feria con menos días o de inferior calidad en el montaje" por su voluntad de "poner en circulación" una gran cantidad de dinero que sirva para reactivar la economía de la ciudad, aún a sabiendas de "las dificultades económicas que puede padecer la población por semanas de confinamiento y pérdida de puestos de trabajo". Y es que entre las conversaciones con el Consistorio llegó a ponerse sobre la mesa una reducción de jornadas de la fiesta, que no sería aceptada.

Por último, la Asociación de Casetas Tradicionales y la Asociación de Casetas Populares advierten también que este cambio de fechas a octubre no puede influir negativamente en el plan de actuación del recinto ferial. De esta manera, exigen el compromiso de que "sea aprobado y supervisado a principios de mayo", como paso previo a su salida a licitación, con el objetivo final de que esté adjudicado en septiembre y las actuaciones puedan comenzar el 26 de octubre, un día después de la finalización de la Feria, para que esté listo el 30 de abril de 2021 y pueda acoger con normalidad la fiesta del próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios