Campiña Este

Coronavirus en Córdoba: Castro del Río destina 135.000 euros a un plan de emergencia social

Imagen de archivo de Castro del Río. Imagen de archivo de Castro del Río.

Imagen de archivo de Castro del Río. / El Día

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castro del Río, tras los últimos cambios normativos que permite a las entidades locales destinar parte del superávit de 2019 a prestaciones e inversiones relativas a gasto social para cubrir la emergencia sanitaria, ha presentado un Plan de Emergencia Social con el objetivo fundamental de que ningún vecino que haya visto dificultada su situación se quede sin asistencia básica.

Este plan, al que se destinarán 135.000 euros, se centrará en dos ejes: la adquisición de alimentos preferentemente perecederos, productos de aseo e higiene doméstica, así como medicamentos y otras necesidades relacionadas con el uso y mantenimiento de la vivienda habitual y a gastos derivados de suministros básicos de electricidad, basura, gas y agua. Para la gestión de estas ayudas, el Ayuntamiento llevará a cabo la contratación de dos personas, con la intención de crear un mecanismo rápido para atender esta situación de emergencia social.

Según el Consistorio castreño, las líneas establecidas buscan cubrir las necesidades básicas de familias y personas solas que, por las circunstancias actuales, han pasado a estar en una situación de mayor vulnerabilidad debido a la pérdida de su única fuente de ingresos y que, a pesar de ello, tienen que seguir haciendo frente a gastos básicos.

El Plan de Emergencia Social, ha explicado el Ayuntamiento, se pondrá en marcha lo antes posible, probablemente a partir de la semana próxima, en cuanto esté establecido el procedimiento de gestión de ayudas, y se mantendrá vigente hasta un mes después del levantamiento del estado de alarma.

El Ayuntamiento ha apuntado que ha estado trabajando en la adopción de medidas de prevención para evitar la propagación del virus y garantizar la salud pública, tanto con recursos propios como por la vía de la colaboración con otras administraciones. Pero también, se viene trabajando en la adopción de medidas para amortiguar el impacto que esta crisis pueda tener en el municipio, priorizando, mediante este Plan de Emergencia, las necesidades sociales que se pueden generar ante la evolución del coronavirus.

Plan de reactivación económica

Por otro lado, el equipo de gobierno trabaja ya en un plan de reactivación económica, en el que a través de medidas de compensación se pueda minimizar el impacto en los negocios que se han visto obligados a cesar su actividad. El objetivo con que el que se trabaja es el aportar, desde el ámbito municipal, actuaciones que complementen las establecidas por otras administraciones públicas.

La principal línea de reactivación económica se plantea por la vía del apoyo y promoción al consumo local, sobre todo de aquellos negocios que han tenido que cerrar obligatoriamente durante el estado de alarma. Además, con cargo a bajas de otras partidas presupuestarias, se plantea un refuerzo en servicios de mantenimiento, limpieza y obras de menor cuantía que fomenten el empleo y supongan un impulso para las empresas y autónomos de la localidad.

En el ámbito de la administración local, el equipo de gobierno, junto a técnicos municipales, están estudiando los procedimientos para aplicar exenciones, bonificaciones o modificaciones de precios públicos que supongan un alivio económico para la población y que sirvan para apoyar el tejido empresarial y autónomo del municipio: servicios como la escuela de música, escuelas deportivas, licencias de apertura, mercado municipal, concesiones administrativas como el bar de la caseta, apeadero de autobús o piscina municipal.

También, al no prestarse el servicio, se han dejado de emitir liquidaciones de precio público de guardería y tasas por ocupación de vía pública en mercadillo y en las terrazas de los negocios de hostelería.

En la línea de actuaciones implementadas por otras administraciones, ya se han aplazado el pago de impuestos como gestión de residuos domésticos, IBI rústico, IBI urbano, Impuesto de Vehículos o el de Actividades Económicas, cuya gestión de recaudación corresponde al Instituto de Cooperación con la Hacienda Local. Por su parte, tal y como ha anunciado la Diputación de Córdoba, la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (Epremasa) no cobrará la tasa de recogida de residuos sólidos urbanos a aquellas actividades económicas que han visto suspendida su apertura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios