Córdoba

Más de 3.600 cordobeses han hecho su testamento vital desde que se creó

  • Málaga lidera en Andalucía las inscripciones en el Registro de Voluntades Vitales Anticipadas con casi 19.500

  • El trámite es simple y puede iniciarse a través de internet

Una enferma en un centro sanitario. Una enferma en un centro sanitario.

Una enferma en un centro sanitario. / El Día

El reciente caso de un hombre que ayudó a morir a su mujer enferma de esclerosis múltiple vuelve a poner sobre el tapete un tema tan recurrente como espinoso y controvertido: las complicaciones médicas, éticas y jurídicas del final de la vida de muchas personas. Para tratar de facilitar ese tránsito a pacientes, familiares y facultativos, la Junta de Andalucía puso en marcha en 2004 el Registro de Voluntades Anticipadas (RVA).

La eutanasia está penalizada en la legislación española. Pero la creación del llamado testamento vital permite expresar con antelación y por escrito los deseos respecto a los cuidados sanitarios si en un futuro, por estar enfermo, no se pueden comunicar. Desde que arrancó hace ya 15 años, un total de 3.661 cordobeses se han inscrito en este registro, según los datos facilitados por la Delegación de Salud.

Málaga es la que más personas tiene apuntadas de toda la comunidad autónoma, con 9.469, seguida de Sevilla, con 8.320. Desde 2004, casi siempre ha sido Málaga la que ha encabezado el número de inscritos en la región, salvo algunos años en los que Sevilla ha encabezado los datos del registro. El trámite es sencillo. Puede iniciarse llamando a Salud Responde (955545060) para obtener una cita o bien a través de la página web del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Además, el testamento vital no es inamovible. Puede rehacerse, modificarse o cancelarse en cualquier momento. En este caso, se siguen los mismos pasos que para el registro inicial: llamando a Salud Responde para una cita o por internet, e inscribiendo luego el cambio en el RVA. Andalucía es, después de Cataluña, la comunidad autónoma española con más personas apuntadas en un registro de voluntades anticipadas. Esta región tiene 83.179 personas inscritas y la andaluza, 40.216. 

El Registro se creó al amparo de la Ley 41/2002, aunque las primeras inscripciones no se produjeron hasta 2004. Apuntarse en el RVAevita situaciones en las que algunos pacientes, por su patología, no pueden expresarse y sus familiares o el centro sanitario en el que están ingresados discrepan sobre la asistencia que deben recibir. En esos casos, si el enfermo tiene hecho el testamento vital, los profesionales se atienen a su voluntad expresada con anterioridad.

Este derecho está proclamado en el artículo 20.1 del Estatuto de Autonomía. Según la información colgada en la página web del SAS, “la declaración de voluntad vital anticipada es la manifestación por escrito realizada por una persona que, capaz y libremente, expresa las opciones e instrucciones en materia sanitaria que deben respetarse en el caso de que concurran circunstancias clínicas en las cuales no pueda expresar personalmente su voluntad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios