Córdoba

Las cooperativas reivindican su papel para reducir el precio de la vivienda

  • El Centro de Recepción de Visitantes acoge la IV Jornada Profesional de Cooperativas y Empleo, que ha abordado el efecto de estas entidades sobre factores como el empleo

Representantes del encuentro Representantes del encuentro

Representantes del encuentro / Juan Ayala

El Centro de Recepción de Visitantes ha acogido la IV Jornada Profesional de Cooperativas y Empleo, que ha abordado el papel de las cooperativas de viviendas y su impacto en la reducción del precio de la vivienda y en el empleo, contando con empresas auxiliares del ámbito de la economía social.

El encuentro ha sido organizado por la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo (Faecta). Su presidente, Francisco Molina, ha destacado que “ante la situación de difícil acceso a la vivienda en Andalucía, desde Faecta queremos contribuir a impulsar las cooperativas de vivienda, un modelo de promoción y tenencia colectiva que sin duda contribuirá a facilitar una vivienda digna a muchos colectivos al mismo tiempo que generará empleo”.

Molina también ha apuntado la importancia que tiene el modelo cooperativo como solución a los problemas habitacionales, sociales y asistenciales de determinados colectivos.

En esta jornada se han puesto en valor diferentes fórmulas habitacionales para garantizar el derecho a la vivienda de la población, destacando las modalidades de cooperativas de vivienda en cesión de uso, una medida novedosa recogida en la Ley de Cooperativas Andaluzas y que está teniendo muy buenos resultados en diferentes países europeos.

La cita ha contado con las ponencias del director económico de Faecta, José Roales, y el propio Francisco Molina. Lo ponencia de Roales ha versado sobre la promoción del empleo a través de las cooperativas y el acceso a viviendas en condiciones dignas, mientras que Molina ha cubierto el aspecto de las viviendas en cesión de uso. Además, durante todo el encuentro se han hecho referencias sobre el régimen jurídico de las sociedades cooperativas de viviendas en Andalucía.

En concreto, el presidente de la Federación de Cooperativas de Viviendas (Facovi) en Andalucía, Antonio Macías, ha señalado que las cooperativas “están reguladas por la ley” y, en el caso de tener “una gestión rigurosa, permite obtener una vivienda por un precio justo”.

De hecho, ha recordado que si se cuenta con el apoyo de las instituciones “todo es mejor, se genera empleo directo y se consigue una financiación justa”.

En este sentido, ha señalado que este éxito viene respaldado por la seguridad jurídica, por la transparencia en la gestión y por la financiación justa, lo que se traduce en un precio de la vivienda asequible para las personas que lo necesiten.

Macías ha apuntado que las cooperativas de vivienda se integran dentro de la denominada Nueva Economía, y ha hecho hincapié en que la presencia de las cooperativas supone un ahorro de un 20% sobre el precio de la vivienda

Según ha expuesto, esto facilitaría al sector de la población menor de 30 años a tener un mejor acceso a la misma, ya que ha matizado que sólo un 18% de los jóvenes de entre 25 y 30 años consiguen costearse un hogar, mientras que entre los menores de 25 las probabilidades son “inexistentes”.

El presidente de Facovi en Andalucía ha recordado que “no se trata de generar viviendas sociales, se trata de que haya instrumentos que faciliten el suelo” para las construcciones. A este respecto ha añadido que “el cooperativismo rompe con la especulación directamente”, ya que propicia la construcción de las casas según la capacidad económica y además elimina “los agentes que no son necesarios y que intervienen en el proceso de adquisición de una vivienda”.

Macías ha ahondado en que la situación actual “te obliga a vivir donde sólo donde te lo puedes pagar”, mientras que a través del cooperativismo la construcción y el diseño de la casa dentro de las necesidades y presupuesto individuales.

Durante la jornada, varios de los expertos han indicado que el modelo cooperativista es la tipología empresarial idónea para dar cobertura a las nuevas necesidades de la población, especialmente en las franjas de edades más avanzadas, donde prolifera el cohousing –modelo de vivienda colaborativa en la que los residentes gestionan el edificio en el que viven y en el cual se integran viviendas privadas– como solución para ofrecer servicios a las personas mayores en régimen de alojamiento.

Además se ha incidido en que la promoción de estas cooperativas también supondría la activación del sector de la construcción, repercutiendo en la creación de empleo y en el desarrollo de las industrias auxiliares en el marco de la economía social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios