Córdoba

El fin de los contratos veraniegos deja una leve subida del paro en julio

  • El incremento del paro es generalizado en todos los sectores productivos, salvo en la industria

  • La provincia suma 445 desempleados, de los que 189 se concentran en la capital

Dos personas pasean por el Centro de la ciudad. Dos personas pasean por el Centro de la ciudad.

Dos personas pasean por el Centro de la ciudad. / juan ayala

El verano no es una buena época para el mercado laboral en Córdoba. El mes de julio ha finalizado un leve incremento del 0,63% en el número de desempleados con respecto a junio, al sumarse a las listas en ese tiempo 445 cordobeses y dejar la cifra total de parados en 71.615. Así se desprende de los datos aportados ayer por el Ministerio de Empleo, que sitúa a Córdoba como una de las tres provincias andaluzas donde se incrementó el paro en el mes pasado, junto con Almería y Huelva. En el caso de Córdoba esta subida se explica por el fin de las contrataciones de verano, que suelen formalizarse en el mes de junio y a la espera de que arranquen algunas campañas agrícolas de relevancia como la vendimia. La buena noticia es que la diferencia interanual sí deja un balance positivo, es decir, que en estos momentos hay menos cordobeses sin trabajo que hace justo un año. Así, durante el último año han salido de la lista del paro un total de 4.031 personas lo que supone un descenso del 5,3%. En este apartado sí que Córdoba encabeza el ranking en Andalucía y es la provincia donde más ha descendido el desempleo en el último ejercicio, según el informe del Ministerio.

Volviendo a los datos de julio, el incremento del paro en este último mes ha sigo generalizado en todos los sectores, salvo en la industria, donde diez cordobeses encontraron un empleo. Por lo demás, el colectivo sin empleo anterior es el que acumuló más parados, lo que coincide con la inclusión en las listas del paro de muchos jóvenes que, o bien terminan sus estudios, o bien quieren acceder a un trabajo temporal durante los meses del estío. Así, de los 445 nuevos parados, 169 estaban incluidos en este grupo. A continuación se sitúan los servicios, con 135 parados más que se corresponde con la baja actividad de los sectores relacionados con la rama terciaria, como el turismo o el propio comercio. La construcción y la agricultura se mantuvieron en términos similares, con 75 y 76 desempleados más, respectivamente.

¿Cuántos contratos se perdieron durante el último mes? Pues el informe de Empleo establece que en el mes de julio se firmaron 39.150, lo que supone 5.228 menos que en junio. Con respecto al año pasado la comparación sigue siendo positiva, ya que se registraron 4.336 vinculaciones laborales más. Del total de 39.150 contratos, sólo 1.366 fueron de carácter indefinido y el resto temporales.

En cuanto a las afiliaciones a la Seguridad Social, más de lo mismo. Durante el mes de julio se registraron 3.087 bajas, lo que supone una caída del 1%. No obstante, en estos momentos hay un total de 290.303 afiliados, 6.333 más que hace justo un año. Muchos analistas tienen como referencia el grado de afiliación para tener en cuenta la creación de empleo, ya que puede resultar un dato más fiable.

La capital tampoco ha escapado de la subida del paro. En estos momentos hay 34.558 cordobeses buscando un empleo, 179 más que al finalizar junio. La diferencia con respecto al año pasado es más positiva, puesto que en julio de 2017 había inscritas en la listas del paro 36.194 personas. Las mujeres siguen siendo el colectivo más castigado por la debilidad del mercado laboral, puesto que más de la mitad de las personas sin trabajo son féminas: 20.568 frente a 13.990 hombres. La proporción se mantiene en los datos de la provincia.

Los jóvenes también sufren los problemas de la falta de oportunidades, con una mayor incidencia en el paro hasta los 30 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios