Educación

Familias del colegio Al-Ándalus amenazan con llevar a la Junta a los tribunales ante las carencias para hacer frente a la pandemia

  • Desde el centro denuncian la imposibilidad de cumplir la distancia de seguridad dada la falta de espacio y el elevado número de alumnos por aula

Estado en el que se encuentran algunas zonas del colegio Al-Ándalus. Estado en el que se encuentran algunas zonas del colegio Al-Ándalus.

Estado en el que se encuentran algunas zonas del colegio Al-Ándalus. / E. D. C.

Varias familias del centro de educación Infantil y Primaria Al-Ándalus de Córdoba han advertido a la Junta de Andalucía de que tomará medidas judiciales si no pone solución a la situación que atraviesa el colegio que, actualmente, no tiene capacidad de asumir todas las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

Y es que, según han expuesto las familias al consejero de Educación del Gobierno andaluz, Javier Imbroda, el colegio no cumple con las condiciones para poder tomar las medidas de prevención recomendadas por las autoridades sanitarias.

Las causas, según han expuesto desde el An-Ándalus, son varias, empezando por una "masificación" y una "elevada" ratio de alumno por aula que, advierten, "no hace posible la asistencia presencial" en ningún nivel educativo. Los profesores, han explicado, dan clase a grupos de entre 24 y 27 estudiantes por lo que la recomendación de no reunirse más de diez personas "no se pueden cumplir".

Además, también existe una falta de espacios, tanto cubiertos como descubiertos, por lo que no se garantiza la distancia interpersonal, tampoco entre las distintas mesas donde se sienta el alumnado. 

Sobre la recomendación de priorizar el uso de espacios al aire libre, las familias recuerdan que esto puede afectar al profesorado de Educación Física, ya que estos espacios son "su espacio de trabajo". Unido esto, han añadido, a que las condiciones climáticas limitan poder ejecutar esta medida.

Las familias de los alumnos han apuntado también que los desplazamientos de los estudiantes están limitados, pero no así los de los profesores, lo que puede provocar que "si el docente se contagia pueda propagar el virus a distintos grupos".

Otras de las denuncias de este grupo de familias es que ni siquiera los trabajadores pueden cumplir con esa distancia interpersonal, la escasez de personal de limpieza (y sobrecarga de trabajo para el actual) y el hecho de que miembros de la comunidad educativa con patologías respiratorias, como asma, están expuestos porque deben usar mascarilla, aunque no sea recomendada para este tipo de personas.

Por todo ello, parte de la comunidad educativa del colegio Al-Ándalus ha recordado que los menores deben recibir "la atención educativa presencial que se merecen" algo que, ahora mismo, no se puede hacer en este centro. Las familias entienden que se está exponiendo a los menores a un "riesgo máximo de contagio" por lo que "se podría acabar dando la figura de maltrato institucional".

Las familias han solicitado la reducción de la ratio, un aumento de la plantilla de profesores y coordinación entre administraciones para la cesión y uso de espacios. De no tomarse medidas, han advertido, se pondrán en marcha los "procedimientos legales pertinentes de cara a dirimir posibles responsabilidades civiles y penales, ya sea por negligencia o dolo, así como para reclamar las indemnizaciones que puedan haber lugar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios