Córdoba

El cogobierno adjudica la segunda fase de la obra del Templo Romano

  • Urbanismo confía en poder firmar el contrato en este mes, al igual que los trabajos en el convento de Regina

Vista del Templo Romano. Vista del Templo Romano.

Vista del Templo Romano. / efe

La junta de gobierno local aprobará hoy la adjudicación de la segunda fase de la obra del Templo Romano, la que permitirá que el monumento sea visitable. La adjudicación se produce dos meses después de lo previsto, ya que la idea era iniciar los trabajos en febrero. Los siguientes pasos serán la aportación de la documentación por parte de la empresa adjudicataria y, posteriormente, se formalizará el contrato y podrá empezar la obra. Según detallaron fuentes de Urbanismo, se espera que este mismo mes se pueda iniciar la obra.

Esta fase se incluye dentro del Plan Turístico de Grandes Ciudades y prevé la instalación de una plataforma de unos 120 metros entre las columnas levantadas por Félix Hernández. La pasarela tiene un doble fin: conseguir con la menor intervención y de la forma más reversible posible un elemento que permita la protección de las estructuras, así como permitir el acceso del público visitante hasta el nivel actual del templo. De esta manera, los visitantes podrán tener una mirada sobre la plaza y, más allá, sobre la manzana de San Pablo-Orive donde se extendía el Circo.

Esta segunda fase, además, permitirá una apertura de la comunicación entre el Templo y el edificio del Ayuntamiento a través de la medianera de su planta baja; en este espacio se ubicará el Centro de Interpretación del monumento. Este último proyecto forma parte de otro contrato que se está licitando de manera paralela a la actuación en el monumento, por lo que la intención es que los dos estén concluidos a la misma vez. Los planes del Ayuntamiento son que las obras de esta parte civil se inicien en octubre por lo que, teniendo en cuenta que el plazo de ejecución son cinco meses, es probable que en el primer trimestre del año que viene se pueda disfrutar de un nuevo atractivo turístico y cultural para la ciudad, ya que el Templo será visitable.

Estas obras son la continuación de la primera fase, que contó con un presupuesto de 200.000 euros y consistió en una limpieza y estudio de los agentes patógenos que han afectado a la estructura y cuáles son las modificaciones que han sufrido para estudiar el material que compone el monumento. En esa ocasión se repararon grietas, erosiones y manchas a través de una intervención poco agresiva que ha permitido la consolidación de las estructuras y la limpieza del templo, afectado de humedades y mucha vegetación externa.

Con cargo al Plan Turístico, también está pendiente la rehabilitación del convento Regina. Este fin de semana habrá unas jornadas de puertas abiertas para dar a conocer el edificio y se espera que también este mes puedan arrancar las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios