Córdoba

Los centros comerciales abiertos insisten en el daño que hará el plan del Cordel de Écija a las tiendas de cercanía

  • Los pequeños empresarios aseguran que por cada puesto que se cree en la gran superficie se destruirán 2,5 en el mercado minorista

Parte del Cordel de Écija, donde está previsto el proyecto de Lar. Parte del Cordel de Écija, donde está previsto el proyecto de Lar.

Parte del Cordel de Écija, donde está previsto el proyecto de Lar. / Laura Martín

Los cuatro centros comerciales abiertos de Córdoba (Centro Córdoba, Ciudad Jardín, Santa Rosa-Valdeolleros y Viñuela), tras una reunión de trabajo mantenida para analizar el proyecto comercial para el Cordel de Écija, han manifestado que, de llevarse a cabo este proyecto, "va a dañar de forma grave e irreversible al comercio de cercanía de la ciudad".

Según los centros comerciales de la ciudad, "esta macro superficie solo favorecerá a las grandes empresas de la distribución comercial, mientras que el pequeño comercio minorista verá empeorada una situación ya de por si complicada por la atonía del consumo y la competencia de las grandes multinacionales de la venta online".

En este sentido, estos centros han señalado que, además, "el empleo que genera el sector del comercio en Córdoba se resentirá ya que por cada puesto de trabajo que pueda crear una gran superficie se destruirán 2,5 empleos en el comercio minorista".

Por otro lado, los centros comerciales abiertos han afirmado que, en las reuniones mantenidas por los representantes de los comerciantes con los agentes implicados en este proyecto, "en todo momento se habló de 50.000 metros cuadrados de gran superficie, incluyendo la zona comercial y la de ocio".

Por tanto, no comprenden que, "sin ningún tipo de dialogo, ahora se incluyan 100.000 metros cuadrados dentro de una gran macro superficie que excede con creces la capacidad que pueda tener ciudad de absorber nueva actividad comercial".

Así, estos centros creen que "la apertura de una macro superficie de estas características tirará por los suelos cualquier iniciativa que se emprenda para activar la vida comercial en los barrios de la ciudad y para apoyar al comercio minorista".

En la misma línea, los centros comerciales abiertos han dicho que, lejos de iniciativas como la del Cordel de Écija, lo que el comercio cordobés necesita "es que se mejore la iluminación y las infraestructuras de las zonas comerciales existentes, se mejore el transporte público y los aparcamientos, y se emprendan adaptaciones urbanísticas relacionadas con la movilidad peatonal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios