Córdoba

El Ayuntamiento habilitará el centro cívico de la plaza de toros para la recogida de ADN por las exhumaciones

  • La alcaldesa apunta que la fecha para la toma de muestras de familiares de represaliados la pondrá el laboratorio

  • Dejadnos Llorar pide que la obtención de muestras se ejecute en el menor plazo posible

Catas arqueológicas en el Cementerio de la Salud. Catas arqueológicas en el Cementerio de la Salud.

Catas arqueológicas en el Cementerio de la Salud. / Jordi Vidal

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha anunciado que el Ayuntamiento habilitará el centro cívico Vallehermoso, al lado de la plaza de toros de Los Califas, para la recogida de muestras de ADN de familiares de represaliados del franquismo y su futuro cotejo con los restos hallados de las recientes exhumaciones.

Ambrosio ha recordado que dentro del convenio firmado entre el Ayuntamiento, el Gobierno central y la Junta de Andalucía se preveía poner a disposición los recursos suficientes para facilitar las labores recogidas dentro de la Ley de Memoria Histórica.

Fue a finales del mes de enero cuando aparecieron los primeros restos óseos fruto de las catas arqueológicas en el Cementerio de la Salud, que arrancaron el 11 de enero en el camposanto. Los restos, según informaron en su día los responsables de las catas, confirmaron evidencias criminales (en forma de balística).

Ahora habrá que cotejar esos restos con los facilitados por los familiares de víctimas de la represión franquista que intuyen que sus seres queridos pudieron ser enterrados en fosas en La Salud. Han sido diversos colectivos los que, tras los hallazgos, han solicitado al Consistorio que pusiera a disposición de estos familiares un edificio para la toma de muestras.

"Se trata de un sitio cómodo y con capacidad suficiente", ha explicado Ambrosio, sobre la decisión de habilitar el centro cívico de Vallehermoso. Ahora será el laboratorio al que se adjudicó la labor el que marque la fecha para dichas extracciones.

Trabajo de investigación

En este caso, la labor recaerá en el centro de Genómica y Cáncer (Genyo), situado en Granada (perteneciente a la UGR) y dirigido por el catedrático José Antonio Lorente. Las muestras se tomarán en Córdoba, en el citado centro cívico, y se analizarán en Granada. Genyo tiene un convenio con la Junta de Andalucía para llevar a cabo dicha labor, algo que ya se ha hecho con restos de exhumaciones de otras provincias, como Granada o Sevilla.

Según han explicado desde la asociación Dejadnos Llorar, lo único que queda por saber es la fecha en la que se llevarán a cabo dichas tomas de ADN. El presidente de Dejadnos Llorar, Antonio Deza, ha explicado que la primera fecha que se barajó fue el 26 de febrero, sin embargo, por varias cuestiones, finalmente no podrá ser ese día. Aún así, Deza entiende que estas tareas deberán llevarse a cabo lo más pronto posible.

“Hay personas muy mayores”, ha recordado Deza, quien ha lamentado que hay familiares de represaliados que incluso han fallecido esperando a que llegue este momento. Con ello, y teniendo en cuenta que, como mínimo, habrá que realizar 140 tomas (número de solicitudes registradas por la Oficina de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía en Córdoba), Dejadnos Llorar espera que se habilite un horario amplio y se disponga de un equipo numeroso. Tal y como ha insistido Deza, gran parte de los socios de esta organización son de fuera de Córdoba, por lo que quieren avisar con unos diez días de antelación a aquellos que vayan a someterse a la toma de pruebas.

El presidente de Dejadnos Llorar ha valorado a su vez que se estén ejecutando estas labores que “afectan a todo el mundo” y que servirán, de culminarse, “para cerrar una herida muy grande”.

La asociación reconoce, por otra parte, que el proceso, aún así, será lento. En toda Andalucía hay en marcha una treintena de exhumaciones y el laboratorio granadino es el que tiene que realizar los análisis de todas las muestras, ya que es el que tiene el convenio con la Junta. Las pruebas, eso sí, son rápidas y sencillas porque tan sólo requieren la toma de saliva con un bastoncillo, a lo que suma el trabajo de registro de cada muestra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios