Córdoba

CECO advierte del impacto del coronavirus en empresas del turismo y agroalimentarias

  • La Confederación de Empresarios avisa de que la alarma por el virus pueda suponer menos público en la Semana Santa

Turistas en la Mezquita. Turistas en la Mezquita.

Turistas en la Mezquita. / Juan Ayala

Las empresas de la provincia de Córdoba que están vinculadas de forma directa o indirecta con el turismo y aquellas del sector agroalimentario que exportan sus productos son, por diferentes motivos, las que están sufriendo en mayor medida las consecuencias negativas que, para la economía, trae consigo la expansión mundial del coronavirus.

Así lo ha dicho el vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Francisco Torrent, quien ha explicado que, por lo que se refiere a las empresas vinculadas al sector turístico, "el aplazamiento de diferentes congresos que se iban a celebrar en Córdoba y la anulación de reservas hoteleras", vinculadas a estos eventos ahora suspendidos, o a próximos de otro tipo, como la Semana Santa, "no solo perjudica a los hoteles".

Así, el que se reduzca la llegada a Córdoba de turistas asiáticos, además de los de otras nacionalidades, como está ocurriendo en otras provincias andaluzas y españolas, "también perjudica al sector de transportes, en concreto a las empresas de autobuses que traen a esos turistas a Córdoba", o que los mueven por la ciudad y, "por supuesto, a los taxistas".

A ello se suman "los restaurantes y comercios", que tienen menos clientes y compradores, respectivamente, al llegar menos turistas, y también tiene repercusión en otros sectores, como el de las empresas prestadoras de servicios a los hoteles, "de limpieza o de lavandería", entre otras, y los proveedores de restaurantes y hoteles, que, de hecho, "están recibiendo menos pedidos ahora que en fechas similares del año pasado", según ha precisado Torrent.

Pero, más allá de la merma de ingresos que por la menor llegada de visitantes está provocando el coronavirus en empresas de Córdoba vinculadas al sector turístico y que, según ha aclarado Torrent, aún no se puede cuantificar, la verdad es que, entre los propios cordobeses, "el miedo a las aglomeraciones" podría reducir también la asistencia a las procesiones, con su consecuente repercusión negativa añadida para los establecimientos de hostelería.

Esta situación, según ha insistido el también presidente de la comisión Agroindustrial de CECO, no es diferente a la de otras provincias andaluzas que reciben, además, muchos más turistas que Córdoba, y lo mismo se puede aplicar para otro sector afectado directamente en la provincia por las consecuencias económicas del coronavirus, el agroalimentario, y en concreto el de las empresas que exportan aceite, aceitunas, narajas o productos cárnicos, entre otros.

Ello se debe, no a que las empresas cordobesas agroalimentarias hayan perdido clientes en el extranjero, al contrario, ya que hay países que, precisamente a causa del coronavirus, "precisan importar más productos", el problema radica en el transporte naviero, "pues resulta más difícil lograr contenedores y espacio para ellos en los navíos y, además, se ha incrementado su coste".

En definitiva, según ha señalado Torrent, se vive una situación de incertidumbre en varios sectores de la economía cordobesa, a la espera también de conocer "qué medidas compensatorias" puedan tomar el Gobierno central y el autonómico, y también aquellas que, en función de la expansión de coronavirus, puedan tener que tomar, como la restricción o no de movimientos, porque ello, evidentemente, tendrá, de nuevo repercusiones en la economía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios