Sanidad

El Reina Sofía diagnostica más de 300 nuevos casos de EPOC cada año

  • Los neumólogos estiman que en Córdoba puede haber unos 30.000 pacientes

Profesionales del Reina Sofía y pacientes en la jornada de EPOC. Profesionales del Reina Sofía y pacientes en la jornada de EPOC.

Profesionales del Reina Sofía y pacientes en la jornada de EPOC. / El Día

La Unidad de Neumología del Hospital Reina Sofía diagnostica algo más de 300 nuevos casos de Enfermedad Pulmonar Obstructiva (EPOC) al año. El centro hospitalario ha dado a conocer estas cifras cuando se celebra el Día Mundial de esta patología para promover una mayor comprensión de la enfermedad y la mejora de la atención a los pacientes.

A los nuevos casos detectados, se unen los ya diagnosticados alcanzando cifras de entre 4.000 y 5.000 personas en tratamiento. A pesar de los datos, los neumólogos estiman que existen muchos casos que aún no están diagnosticados, ya que es una enfermedad crónica muy frecuente que afecta a un 10% de la población, por lo que la cantidad de pacientes en Córdoba debería ascender a unas 30.000 personas.

Según explica el especialista en Neumología Bernabé Jurado, “la previsión es que el número de afectados siga aumentando debido al mayor consumo mundial de tabaco, al envejecimiento de la población y a la cronicidad de la enfermedad”.

Existen dos subtipos de pacientes con EPOC: la bronquitis crónica y el enfisema. En el primero, predomina la tos y expectoración con agudizaciones invernales frecuentes y, en el segundo, el síntoma más importante es la disnea de esfuerzo que limita, en ocasiones, para realizar la actividad laboral e incluso las tareas mínimas domésticas.

En este contexto, el especialista del Hospital del Reina Sofía explica que el enfermo suele acudir a consulta por disnea de esfuerzo, “ya que la tos y expectoración crónica la considera el paciente normal por el hecho de ser fumador. No es raro que la primera vez que se acude al médico sea en una agudización de la bronquitis, cuando la enfermedad está ya avanzada”. Hay que tener en cuenta, además, que los síntomas empeoran progresivamente y la disnea, que en el inicio de la enfermedad aparece con el esfuerzo, va empeorando hasta hacerlo con pequeños esfuerzos.

Causas y tratamiento

Las principales causas de la aparición de la EPOC son el consumo de tabaco y la contaminación medioambiental, laboral y doméstica. Una vez que el paciente es diagnosticado, los especialistas deciden el tratamiento de forma personalizada con el objetivo de disminuir el ahogo, aumentar la capacidad de ejercicio y evitar las agudizaciones que pueden empeorar el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes.

En concreto, los broncodilatadores y la fisioterapia suelen formar parte del tratamiento de la EPOC, a fin de mejorar la capacidad de ejercicio, la calidad de vida y reducir el riesgo de muerte. En esta línea, el doctor Jurado recuerda también “la importancia de evitar el sedentarismo y que el paciente realice la mayor actividad física posible, acorde a su estado de salud”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios