Córdoba

Los caseteros destacan que la Feria ha ido de más a menos y exigen cambios

  • El sector hotelero alerta de la caída de la ocupación y de la tendencia a la baja del turismo durante todo mayo

  • El Ayuntamiento asegura que se abordarán las peticiones de la comisión

Comentarios 2

Acaba la Feria y acaba mayo. El mes festivo cordobés ha cerrado sus puertas con la Feria de Nuestra Señora de la Salud como broche de oro. Los colectivos implicados hacían ayer balance de estos nueve días y ocho noches de fiesta que se resumen en una tendencia de más a menos. En esto coincidían ayer los representantes de las casetas populares y de las tradicionales, destacando en ambos casos un inmejorable arranque de Feria que se ha ido desinflando con jornadas, como la de miércoles -que se presupone multitudinaria-, mucho menos numerosas que en años anteriores. Así lo destacó el presidente de la Asociación de Casetas Tradicionales (ACT), Rafael Bocero, quien calificó la Feria como "extraña" por los cambios en la asistencia. Según Bocero, el primer fin de semana "fue muy bueno", quizá "porque la gente lo cogió con ganas", pero ha medida que ha ido avanzando la cita "ha decaído la cosa". En la misma línea se pronunció el presidente de la Asociación de Casetas Populares, Alfonso Rosero, quien apuntó unos resultados económicos parecidos a los de la Feria del año pasado con unas primeras jornadas "bastante animadas" que se han visto compensadas con un seguimiento algo más leve.

También coincidieron los representantes de los caseteros en la necesidad de acometer, de una vez por todas, los cambios que precisa el recinto de El Arenal, un espacio poco preparado para acoger un evento como la Feria en una ciudad como Córdoba y en mayo, un mes muy caluroso (aunque en este sentido, la de este año ha sido una Feria bastante más fresca que sus predecesoras). Sobre esos cambios que definió en su momento la recuperada Comisión de Feria, Bocero afirmó que "no se ha hecho ninguna mejora" y reconoció que "después de 25 años de Feria y 12 como asociación no confiamos en nadie". Las peticiones de esta comisión, que se centran en aspectos como la pavimentación del recinto o la instalación de más sombras, llevan repitiéndose muchos años, sin que ningún gobierno municipal haya hecho nada específico para abordarlas. Bocero apuntó que con el tiempo que hace falta para licitar proyectos, entienden que esa renovación del recinto ferial tampoco estará para el año que viene, "a pesar de ser año electoral", apostilló. Rosero manifestó, por su parte, que desde su asociación seguirán insistiendo para que se acometan todas las reformas que se creen necesarias en El Arenal y pedirán además que se especifique por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) la idoneidad o no de dejar las casetas de manera permanente.

El primer fin de semana consiguió aglutinar a más visitantes que el segundoEl Movimiento Ciudadano pide que se definan las inversiones para El Arenal

Otro de los colectivos que integra la citada comisión es el Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) que también habló ayer sobre esta falta de ejecución. Desde el consejo reconocieron que sí se han tomado algunas medidas, tales como las sanciones a casetas, la mejora del saneamiento, apostar por la calidad y no por la cantidad de los recintos o la ampliación del transporte público. Sin embargo, calificaron como "lamentable" que las actuaciones que pudieran hacerse en El Arenal no se incluyan en la lista de proyectos para los Edusi o las Inversiones Financieramente Sostenibles y pidieron que se reserve financiación para el recinto ferial.

Todo esto también lo valoró la delegada de Promoción Ciudadana del Ayuntamiento, Carmen González, quien, además de cerciorar esa tendencia de más a o menos en la afluencia, apuntó a el Día que en estos momentos las claves para las mejoras del recinto están en el tejado de la Gerencia de Urbanismo. González recordó que las actuaciones que se apuntaron como más urgentes eran la pavimentación, el sombreado, así como la permanencia de las casetas, algo que, destacó, supone "una cuestión urbanística".

De manera general, la delegada de Promoción de la Ciudad calificó la Feria como "fantástica" y sobre los datos de seguridad manifestó que se han quedado en los mismos niveles que el año pasado. En este sentido, la también portavoz del PSOE en Capitulares apuntó que la Córdoba casi siempre suele ser "una Feria tranquila", algo que también se ha visto en el balance de Cruz Roja, donde se han atendido, como dato curioso, muchos casos de alergia. Otro de los temas abordados por la socialista en su balance de la fiesta fue el botellón. La Feria arrancó con un aviso de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) alertando de que la reunión de jóvenes bebiendo alcohol debía irse lejos del río. Según González, el cogobierno esperará para conocer el daño que puede causar al cauce del Guadalquivir ese botellón para después tomar alguna medida "si fuera necesario".

Esta nueva edición de la Feria de Nuestra Señora de la Salud se ha saldado sin muchas incidencias destacables, pero marcada de sobremanera por las dudas en seguridad. Pocas semanas antes de que diera comienzo esta cita del Mayo Festivo los policías locales dijeron que no harían horas extra para la Feria, algo que finalmente se pudo salvar, para que después fueran los bomberos los que alertaran de la falta de personal y la posible incidencia de este hecho en la seguridad ciudadana en el evento. Esa polémica de los bomberos llegó hasta El Arenal, cuando el teniente alcalde delegado de Seguridad, Emilio Aumente, estaba ofreciendo una rueda de prensa. Los bomberos pedían la dimisión del socialista que en pocos minutos afirmó que ponía su cargo a manos de la alcaldesa, Isabel Ambrosio. La crisis le estalló en la cara así a la regidora que un día después se vio obligada a sentar a Aumente y al delegado de Recursos Humanos, David Luque, ante los medios de comunicación para anunciar que se convocarían cuatro plazas más para el servicio de bomberos.

Todo esto ocurrió además pocas horas después de que saliera ardiendo la caseta de la Peña Fosforito. Este hecho ocurrió un lunes de madrugada, lo que supuso evitar males mayores. Este incidente sea quizá uno de los más destacadas de una Feria tranquila en este ámbito, teniendo en cuenta que la Peña reformó el recinto en menos de 18 horas y la reabrió de nuevo al público.

Desde el punto de vista turístico habló el presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Manuel Fragero, quien insistió en la caída de turistas durante todo el mes de mayo, así como en los primeros meses del año. En datos, los hoteles de la capital han tenido una media de reservas hoteleras desde el viernes 18 hasta ayer mismo de un 72,5%, un porcentaje inferior al del la Feria del año pasado. Fragero sí destacó que los sábados de la fiesta han despuntado en ocupación, llegando a un 95% el primer sábado día 19 de mayo y a un 94% este último. Sin embargo, apostilló el presidente de Aehcor, el año pasado hubo días que se llegó al 100%, algo que no ha ocurrido este año. "Córdoba es un destino para despedidas de soltero y no cultural", opinó Fragero, quien insistió en que se debe ir "más allá de un turismo de borrachera". El presidente de Aehcor apuntó que hay aspectos de la Feria a los que se les puede sacar más partido, como el paseo de caballos, o potenciar otros ámbitos, como concursos de sevillanas.

"La tónica de mayo es la misma que se ha repetido en todo 2018", se lamentó Fragero, quien apuntó como principales causas de esta caída del turismo el auge de la vivienda turística ilegal y la falta de promoción en destinos nacionales e internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios