Municipal

La polémica campaña del 25-N en Córdoba abre una brecha entre PP y Cs

  • El alcalde pide depurar responsabilidades mientras Isabel Albás considera que es suficiente con retirar la campaña y pedir perdón

  • Ambos partidos sí se alinean para mostrar su apoyo a la delegada de Igualdad, Eva Timoteo, y reprochar el "linchamiento" público al que ha sido sometida

Imagen de archivo de José María Bellido e Isabel Albás. Imagen de archivo de José María Bellido e Isabel Albás.

Imagen de archivo de José María Bellido e Isabel Albás. / E. D. C.

La campaña por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres realizada por el Ayuntamiento de Córdoba no cesa en su generación de polémica. Si primero fueron las redes sociales las que estallaron contra un mensaje que supuestamente no se entendía, y después le tocó el turno de la crítica a la oposición, ahora el cartel parece colocarse en medio de PP y Ciudadanos (Cs), partidos que conforman el cogobierno municipal en Córdoba.

La campaña por el 25-N compete a la Delegación de Igualdad, en manos de Cs, partido que ya ha pedido perdón y que, no se olvide, retiró los carteles en tiempo récord. Sin embargo, parece que para el PP y concretamente para el alcalde, José María Bellido, esto no es suficiente.

Así lo ha confirmado el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Miguel Ángel Torrico, durante una rueda de prensa previa al Pleno municipal de noviembre y sucediendo en el turno de palabra a la primera teniente de alcalde y portavoz de Cs, Isabel Albás.

Mientras Albás ha incidido en que "vimos que nos habíamos equivocado, retiramos la campaña y pedimos perdón", Torrico ha apuntado que valoran esta visión, pero ha apostillado: "Albás cree que es suficiente, admitimos la valoración que hace, pero nos hubiese gustado que esa reflexión fuera más profunda".

¿Qué quiere el PP? Depurar responsabilidades, básicamente, saber en qué parte del proceso de la toma de decisiones sobre la campaña se cometió "ese error", según palabras del propio Torrico. No se puede olvidar que PP y Cs gobiernan juntos, aunque todo apunta a que nadie de los populares vio esa campaña antes de ser presentada o que, si se vio, tampoco llamó tanto la atención.

Torrico ha insistido en que el alcalde, que se ha reunido con Albás esta mañana, quiere analizar el "error evidente" que supuestamente se cometió. Tras este análisis, según el portavoz municipal del PP, habría que ver si depurar responsabilidades o no.

Toda esta polémica ha derivado, además, en la intención de poner en marcha un mecanismo de control de este tipo de campañas.

La unidad que se quiera o se pretenda demostrar entre PP y Cs ahora mismo estaría, por lo tanto, muy lejos de la realidad. Albás ha insistido en que Cs no ha cometido ningún delito con esta campaña, "no hemos robado", ha dicho, por lo que entiende que debe cerrarse el debate.

La portavoz municipal de la formación naranja ha manifestado que lo importante ahora es la crisis sanitaria y económica, y que la polémica de la campaña debería enterrarse porque, ha apuntado, "esta situación tan polarizada que estamos viviendo no lleva a ningún sitio".

Apoyo a Eva Timoteo

En lo que sí parecen coincidir ambos partidos es en el apoyo a la delegada de Igualdad, Eva Timoteo. Un apoyo que también ha recibido por parte del portavoz de IU, Pedro García, y de la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas. El PSOE, cabe recordar, pidió directamente su dimisión.

Isabel Albás ha denunciado el "linchamiento" sufrido por Timoteo estos días, con ataques que han llegado a ser personales. Incluso tuvo que cerrarse la Casa de la Igualdad de la ciudad por llamadas amenazantes.

También Torrico ha mostrado su apoyo a Timoteo, entendiendo que rectificó rápido y que no es de recibo "la hoguera pública, las amenazas o los insultos" que ha recibido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios