rafaela valenzuela. subdelegada del gobierno en córdoba

"El baipás tiene que seguir adelante y el Cercanías de la Vega lo va a compensar"

  • Asegura que no tiene ningún sentido de provisionalidad en el cargo pese a los rumores de adelanto electoral y defiende la puesta en marcha de proyectos en las cuentas estatales

Valenzuela, en los jardines de la Subdelegación. Valenzuela, en los jardines de la Subdelegación.

Valenzuela, en los jardines de la Subdelegación. / reportaje gráfico:juan ayala

Rafaela Valenzuela es una mujer ligada al mundo de la cultura, área donde ha desarrollado su tarea política y funcionarial. Ahora vuelve a la primera línea como subdelegada del Gobierno, un cargo al que quiere imprimir su filosofía de diálogo y tener más presentes las necesidades de los municipios.

-¿Cómo está siendo la vuelta a la primera línea de la política?

-Muy reconfortante, porque mucha gente me recuerda de mi etapa como delegada de Cultura y en la Dirección General del Libro, donde tuve muchos contactos. Me están recibiendo con mucho cariño y lo tengo que agradecer. Hay muchas expectativas y yo lo que quiero es poner todo el trabajo y todo el empeño para no defraudar.

-¿Cómo se hace para no generar enemigos en la política?

-Creo que sobre todo hay que escuchar a la gente ya que, aunque las posturas políticas sean muy divergentes, siempre puede haber un punto de encuentro. Si eso se hace con respeto e intentando empatizar con el otro es mucho más fácil. Y eso es lo que siempre he intentado: exponer mi punto de vista y escuchar mucho lo que se cuenta por la otra parte. Tiene que haber respeto y voluntad de llegar a un acuerdo, que siempre se puede encontrar. Existe un refrán que dice: dos no se pelean si uno no quiere. Al contrario también ocurre. No puede haber diálogo si uno no quiere. Yo siempre quiero. Creo que es fundamental, como una forma de ser en el mundo. En todos los aspectos de la vida, no sólo en la política, casi todo se puede arreglar con buena voluntad y respeto. Esa es mi filosofía de vida que yo traslado a la política.

-Se dijo por ambas partes que ha sido un traspaso ejemplar pero, ¿qué se ha encontrado?

-Sobre todo, hemos mantenido esa empatía, porque venimos del mundo de la cultura y lo hemos enmarcado dentro de la normalidad democrática. La democracia es pasarnos el testigo unos a otros y hay que respetar siempre al que te ha antecedido, porque yo creo que, desde su punto de vista, ha intentado hacer lo mejor. Eso sí, tengo que decir que me he encontrado con una provincia bastante maltratada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en los últimos años. Me he encontrado mucho trabajo por hacer, muchas cosas que trabajar en el día a día. No existen proyectos, salvo excepciones como el Cercanías en la ciudad, que sí va a buen ritmo, o el baipás. Pero lo demás está bastante desatendido y me preocupa no tener un banco de proyectos para ponerlo en carga cuando los presupuestos sean más favorables.

-Destaca el baipás, pero el PSOE siempre se opuso a esa inversión...

-No, no, no. El PSOE no ha estado en contra del baipás, reclamaba otro modelo. Pero bueno, es un proyecto que cuando nosotros hemos llegado ya estaba en fase de licitación y ya ha salido la información sobre la expropiación de las parcelas, por lo tanto es un proyecto que necesariamente tiene que ir adelante. Discrepar en el modelo no es discrepar en la necesidad de que dos ciudades como Sevilla y Málaga se puedan comunicar. Nosotros lo que sí queremos es que también se tenga en cuenta el Cercanías de Villa del Río a Palma del Río para compensar.

-Pero por el momento no hay ningún compromiso del Gobierno para el Cercanías de la provincia; es más, sólo hay informes que lo desaconsejan.

-Estamos trabajando en la viabilidad del proyecto. Por una parte hay estudios que lo desaconsejan pero también están los representantes municipales que tienen un gran empeño. Tenemos que estudiar y sopesar esos estudios que ya existen y hacer nuevos a futuro. Por el momento hemos aprobado el tramo de Córdoba, que va en los ritmos normales de una adjudicación. Lo otro se tendrá que estudiar y sopesar porque las realidades van cambiando y está en nuestro ánimo que se tenga en cuenta.

-¿El baipás no influirá en que dejen de parar AVE en Córdoba?

-Se están estudiando los flujos de viajeros. La intención es que no.

-Ha iniciado ya una ronda con alcaldes, ¿qué se está encontrando?

-Creo que estos días he visto ya a 25 alcaldes y he visitado otros tantos municipios. Quiero que haya un diálogo permanente y hay que escuchar y ser conscientes de las necesidades que tienen. La gente no te viene con grandes reclamaciones, la mayoría pide pequeñas cosas que mejoran mucho la vida de los habitantes. Es más ponerle voluntad que una cuestión económica. Me encuentro con alcaldes muy sensatos y conocedores de la realidad de sus municipios y quieren cosas pequeñas. Y vamos a intentar incluirlas en los próximos presupuestos porque son cuestiones con poco coste económico pero que cualitativamente pueden mejorar mucho la vida de las personas.

-¿La crisis nos ha hecho más sensatos?

-Hemos tenido un ajuste y todos y ahora miramos la realidad con otros ojos. Nadie quiere una infraestructura que no sea sostenible o no se le pueda dar uso, estamos ya pensando en criterios sociales y sostenibles. La calidad de vida de nuestros pueblos es muy importante, pero creo que se ha dado un salto cualitativo en los últimos 20 años. Yo la conocí en el 96, cuando iba pueblo a pueblo por cuestiones culturales y ahora he visto el cambio de la provincia a mejor.

-Córdoba está sufriendo ahora los efectos de la migración, algo que hasta el momento parecía quedarse sólo en las costas andaluzas. ¿Estamos preparados?

-Estamos preparados y muy coordinados entre las administraciones. El Ayuntamiento ha ofrecido el Centro de Educación Ambiental y el pabellón de Vista Alegre y estamos buscando espacios alternativos porque, ante esta continencia, se deriva a las personas a provincias de interior y los tenemos que atender. Estamos coordinados también con Cruz Roja, Policía Nacional y Local y tenemos un contacto permanente. Cruz Roja es quien se encarga de todo el operativo de atención porque tenemos un convenio y lo primero es atender a esas personas. Córdoba está siendo lugar de tránsito, enseguida se agrupan hacia destinos. Hay que ser muy respetuoso con estos temas. España está haciendo lo que tiene que hacer: atender a seres humanos que llegan a sus costas. La gente se vuelca. Tenemos una sociedad muy solidaria y durante los días de Vista Alegre muchas personas han acudido a ofrecer lo que tienen. Luego habrá que darle cauce coordinado, pero lo primero de todo y ante todo son los seres humanos y eso me emociona. La gente va muy por encima de determinados discursos, que no van a calar en una ciudadanía solidaria como es Andalucía.

-Andalucía está pidiendo más recursos al Gobierno.

-El Gobierno está poniendo más recursos. Se aprobó un decreto hace nada y se está poniendo en carga. No hay que pedir recursos porque ya se están dando y España están dando respuesta a un problema que es de toda Europa. Tengo que decir, además, que el Gobierno anterior podía haber previsto un incremento de la inmigración, porque ya se había experimentado una subida en 2017 y se podían haber puesto algunos medios, algo que no se ha hecho.

-¿Habrá vuelos en el aeropuerto?

-El aeropuerto, tras las últimas inversiones, es ahora más atractivo y nuestra intención es sacarle el máximo rendimiento. Para eso vamos a poner en marcha la mesa de trabajo, como se hizo en Granada y porque la ciudad así lo reclama. Queremos que estén representados la Diputación, la Junta de Andalucía, la Universidad y los agentes sociales, que pueden aportar y compartir esas ideas que ya se han plasmado en un primer plan de marketing. Pero este documento está abierto, no es inamovible y buscamos la incorporación de las aportaciones de esa mesa, que no es más que un espacio para el encuentro y la agrupación de ideas entre todos. Córdoba es una ciudad con muchas posibilidades, el Ayuntamiento puede colaborar y tiene ideas no sólo a nivel turístico sino también logístico, así que tenemos entre todos la obligación de sacarle partido.

-¿Cómo ve la cultura cordobesa?

-Tuvimos un momento muy brillante con la Capitalidad, que después supuso un gran mazazo pero creo que nos hemos repuesto. Ya no necesitamos que nadie nos nombre capital de nada y con la declaración de Medina Azahara como Patrimonio Mundial estamos en un estatus que tienen muy pocas ciudades en el mundo, como París o Roma. Córdoba tiene que ser muy ambiciosa y tiene que activar todos sus recursos en materia de patrimonio. Me gustó mucho el anuncio de la alcaldesa [Isabel Ambrosio] de crear una estructura que se encargue de coordinar todas las acciones relacionadas con el patrimonio. Así que veo que estamos en un momento cultural al que debemos enfrentarnos con optimismo pero con mucho trabajo que hacer por delante. Tenemos que estar a la altura de donde nos ha colocado el mundo.

-Pero ese estatus cultural no se corresponde con desarrollo económico o empleo...

-Es cierto, aunque en este asunto entran también otros elementos que limitan el crecimiento como es el desarrollo de la logística o la industria que, evidentemente, están ahí y hay que activarlos y ponerlos en marcha. Pero creo que estructuralmente el patrimonio tiene que ser un elemento fundamental. No sólo desde el punto de vista turístico, sino también en el desarrollo de empleo especializado que tiene que ver con los aspectos de patrimonio, desde restauradores a conservadores. El potencial que tenemos se pueda traducir verdaderamente en empleo y tenemos talento para eso.

-Ahora que le toca al PSOE elaborar los presupuestos, tienen una oportunidad para que Córdoba deje de ser una de las provincias con menos inversión.

-Vamos a luchar por que así sea. Nuestra intención es que se puedan impulsar proyectos para que puedan venir inversiones. Redactar esos proyectos lleva sus tiempo y aún no se ha hecho, eso es al menos lo que queremos que esté en las cuentas de 2019.

-¿Y cuáles son las prioridades?

-La N-432 es una reivindicación y tenemos que elaborar los estudios y el proyecto, así como estudiar la viabilidad del Cercanías entre Villa del Río y Palma del Río. En materia cultural, es fundamental acabar la Biblioteca del Estado, que ya podemos decir que se llamará Grupo Cántico, así como impulsar la rehabilitación del Museo Arqueológico. Esos serían los proyectos inminentes, aparte de alguno más a medio plazo como la segunda fase de la Ronda Oeste.

-¿Ha variado algo el proyecto inicial de la N-432?

-Los estudios caducaron y ahora estamos en la elaboración de otros nuevos, retomando todo lo que sea aprovechable. Pero queremos tener una visión global, no parches, para que se pueda hacer una inversión por fases.

-¿Se mantiene la idea de que sea una autovía? Hay informes que optan por otras soluciones.

-A ver lo que van diciendo los informes, pero parece obvio que es necesario que sea una autovía.

-Todos los proyectos que ha mencionado se arrastran desde hace décadas. ¿Para cuándo nuevas ideas para Córdoba?

-Hay muchas ideas nuevas para córdoba. Tenemos un bien que es Medina Azahara; el otro día la vicepresidenta [Carmen Calvo] dijo que el Estado iba a apoyar económicamente el yacimiento. Hay que desarrollar también el nudo logístico y pensar en la orilla Sur.

-Hablamos de los presupuestos pero por el momento Pedro Sánchez no ha podido sacar adelante el techo de gasto, un trámite crucial para la elaboración de las cuentas.

-Me parece que la ciudadanía no puede entender de ninguna manera que se haya rechazado la oportunidad de revertir el austericidio al que nos habían sometido en los últimos años y que había llevado los recortes a nuestra sanidad, educación o dependencia.

-¿Cree que Pedro Sánchez convocará elecciones?

-El presidente del Gobierno ha dicho que va a agotar la legislatura. Yo, desde luego, no tengo ningún sentido de provisionalidad en este cargo. Cada día me levanto sabiendo que mi obligación es enfrentarme a la tarea cotidiana y que al menos va a haber tiempo suficiente para dejar encauzados los grandes temas de este país.

-¿Y en Andalucía?

-Lo decidirá la presidenta, pero yo no tengo ninguna noticia.

-Es la primera mujer que ocupa este cargo, ¿cómo lo asume?

-Lo estoy viviendo con mucho agradecimiento a esas mujeres que han hecho posible que esto sea una realidad. No me olvido de ellas ni un solo día, de las grandes maestras y de las mujeres del día a día, de las que tuvieron visión e intuición y sabían que sus hijas no podían vivir como ellas. También lo vivo con normalidad porque es lo que me estoy encontrando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios