Córdoba

Nace una asociación para fomentar la rehabilitación de edificios en Córdoba

  • Rehabilita Córdoba alerta de los programas de ayudas "inconexos"

Dirigentes institucionales y miembros de Rehabilita Córdoba. Dirigentes institucionales y miembros de Rehabilita Córdoba.

Dirigentes institucionales y miembros de Rehabilita Córdoba. / El Día

La Asociación Rehabilita Córdoba ha tenido su puesta de largo en el Colegio de Arquitectos con un gran reto: impulsar la conciencia sobre la rehabilitación de los edificios, tanto de la capital como de la provincia. Ángela Bascón es la presidenta de este colectivo, que comenzó a gestarse hace ahora cuatro años, y ha recordado que la idea de poner en marcha este colectivo surgió porque "había una carencia enorme en la rehabilitación de la ciudad, tanto en edificios como en espacios urbanos y faltaba una coordinación de todos los profesionales afectados". 

Bascón ha detallado que uno de los retos de este nuevo colectivo es "la coordinación entre los miembros con un final común, que es el de cuidar la ciudad y los edificios", al que se suma "la divulgación de la cultura del mantenimiento y la rehabilitación, la formación de los profesionales, el conocimiento de las necesidades reales de rehabilitación y su financiación, tanto pública como privada, para fomentar el desarrollo social y económico de Córdoba". 

En esta línea, ha detallado que "no se trata de rehabilitar lo que está ya mal, sino adecuarse a la nueva normativa; hay  que seguir actualizándose y formándose y que los edificios no lleguen a estar mal para una intervención urgente".  

La vicepresidenta de Rehabilita Córdoba es Sonia Cobo, quien ha recordado que en un principio tuvieron la idea de hacer un inventario que recogiera "los edificios y zonas que necesitaban una actuación más urgente". Sin embargo, con el paso del tiempo, "nos dimos cuenta de que faltaba una cultura de base de la rehabilitación y, más grave aún, del mantenimiento". Así, ha reconocido que "no somos tan ambiciosos de pretender ejecutar de primera hora la rehabilitación de edificios concretos para nuestros fines y, por eso, nos hemos centrado en el fomento de la cultura del mantenimiento y la rehabilitación e instar a las partes, tanto a la administración como a los propietarios a través de los administradores de fincas para que se muevan y acerquen posturas".

Por ello, en la asociación "estamos de unión y de coordinación para que se ponga en marcha la rehabilitación de la ciudad, pero no solo los edificios que estén más en riesgo, sino de manera general".

Se trata de un argumento que comparte Ángela Bascón, quien ha insistido en que para llevar a cabo esta tarea "es necesaria la coordinación de todos, de los vecinos, los ciudadanos, los profesionales y habrá que ver cómo hacerlo". "No hay que esperar siempre a la administración a que dé dinero", ha subrayado.

Y es que, según ha expuesto Sonia Cobos, "muchas veces se desatiende el mantenimiento y tienen lugar la rehabilitación porque los edificios se han venido prácticamente abajo". "Lo que pretendemos es aprender que tenemos responsabilidades y hacer que las administraciones no pongan en marcha programas de rehabilitación sin sentido o inconexos porque lanzan programas y se sesga mucho la actuación", ha considerado.

Cobos ha insistido en que "hay dinero y lo que pretendemos es que las administradores  sean conocedoras de cuáles son las necesidades reales para que pongan en marcha programas que sean globales y, por otro lado, que los administradores de fincas vayan transmitiendo esa idea". 

Las líneas de ayudas

A la puesta de largo de Rehabilita Córdoba también ha ido el jefe de servicio de Rehabilitación de la Delegación de Fomento de la Junta, Enrique Nieto, quien ha reconocido que en muchas ocasiones el dinero de estas ayudas a la rehabilitación se devuelve "por desconocimiento de la tramitación" a pesar de que se han celebrado jornadas informativas.

Nieto ha recordado que existen dos tipos de ayudas dentro de la Orden de Rehabilitación de Edificios 2019, unas para viviendas -centradas en su interior- y otras para edificios y comunidades de propietarios. Al detalle, la línea de accesibilidad y conservación, que incluye fundamentalmente la instalación de ascensores, rampas y salvaescaleras, concede subvenciones que pueden llegar desde los 8.000 euros hasta los 18.000 euros como máximo por vivienda. En este caso, en Córdoba se han presentado 720 ayudas, lo que convierte a Córdoba en la primera de Andalucía en número de solicitudes. 

En la segunda línea de ayudas, por su parte, se han presentado 1.600, el segundo dato más elevado de la comunidad autónoma. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios