Córdoba

La aplicación del nuevo baremo de ayudas deja 1.700 vacantes en las escuelas infantiles

  • La coordinadora insiste en el que modelo provoca que la situación en algunos centros sea "insostenible"

José Luis Victorio y María del Rosario de la Peña. José Luis Victorio y María del Rosario de la Peña.

José Luis Victorio y María del Rosario de la Peña. / jordi vidal

La Consejería de Educación aprobó el año pasado un nuevo decreto para conceder a las familias una serie de ayudas a la hora de matricular a sus hijos en las escuelas infantiles. Un baremo que contó con el rechazo de la Coordinadora de Escuelas Infantiles y que ha dejado 1.700 plazas libres en Córdoba tras su aplicación. La responsable de esta entidad, María del Rosario de la Peña, explicó ayer que "en el anterior modelo una familia podía escolarizar a su hijo con opción a una ayuda a partir de las 16 semanas de vida, en cualquier momento del año, ahora, si el niño nace después de octubre, ya no tiene derecho a una bonificación porque se ha cerrado la convocatoria". Ante esta situación, De la Peña recordó que desde la organización se ha pedido la posibilidad de mantener una convocatoria siempre abierta o, al menos, ofrecer cuatro convocatorias extraordinarias con carácter retroactivo. Y es que, recordó, los centros cuya titularidad es de la Junta mantienen el plazo abierto todo el año e incidió en que este modelo provoca que la situación en algunos centros sea "insostenible".

En Andalucía existen tres tipos de escuelas infantiles. Uno de ellos son los que pertenecen a la Junta de Andalucía, que en Córdoba tienen 1.680 alumnos; los centros del segundo modelo son propiedad de los ayuntamientos o las diputaciones, que en Córdoba se contabilizan 25; mientras que los terceros son de titularidad privada, y que se suman a la red pública mediante una adhesión. De ésta último opción, según los datos aportados por la Coordinadora de Escuelas Infantiles, hay 214 centros, en los que hay matriculados 9.548 alumnos.

El vicepresidente de esta organización, José Luis Victorio, recordó que todos estos espacios cuentan con el mismo calendario, horarios y requisitos y hacen una función pública, ya que los centros privados ceden todas sus plazas a la Administración autonómica. A pesar de ello, continuó, no todos reciben la misma inversión por parte de la Junta. Así, detalló que las escuelas infantiles de titularidad privada reciben sólo el 39,29% de los más de 302,3 millones de euros que la Junta destina a esta etapa. En el otro lado se encuentra las escuelas de la Administración autonómica, que reciben un 37,38% del total del presupuesto. Por alumno, el que está matriculado en una guardería de titularidad autonómica cuenta con una inversión de 8.869 euros, mientras que la de un niño que acude a un centro adherido es de 1.800 euros al año.

Además de volver a reclamar la supresión del citado decreto acordado por la Junta de Andalucía, la Coordinadora de Escuelas Infantiles reclamó la aprobación de unos tramos de bonificaciones más ajustados a la realidad de las familias, la subida del precio por plaza (congelado desde hace casi una década) y la equiparación al resto de etapas educativas no obligatorias. "El modelo no nos gusta; queremos uno en el que las familias puedan acceder y que las tablas de bonificaciones están adaptadas a la realidad económica", anotó De la Peña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios