Política

El alcalde de Córdoba pide unidad al PP frente a la crisis abierta en Madrid

Bellido, durante el último congreso regional del PP.

Bellido, durante el último congreso regional del PP. / El Día

La convulsión que vive el PP a nivel nacional por el enfrentamiento entre el líder de la formación, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a cuenta del presunto espionaje de Génova a familiares de la dirigente madrileña ha hecho que muchos dirigentes de le formación se hayan decantado hacia uno u otro lado. En el caso del alcalde de Córdoba, José María Bellido, la equidistancia es la opción, no ha querido entrar en esa guerra y ha pedido unidad al partido. De esta forma se suma al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que frente a la crisis ha pedido "unidad, unidad, unidad".

"Frente a esta situación voy a seguir donde siempre, trabajando junto a mis compañeros, somos muchos, miles y miles de militantes y afiliados al PP, muchos cientos y también miles de concejales, de alcaldes, algunos de ellos que ni siquiera cobran por su actividad política; estamos dispuestos a arrimar el hombro para que este proyecto político siga adelante, arrimar el hombro para que sigamos con un PP fuerte y unido, como al que yo me afilié hace más de 25 años", ha defendido.

Bellido ha insistido en que "lo hacemos porque creemos de verdad que el partido es necesario para la sociedad, un partido que debe seguir siendo fuerte para que tengamos una alternativa real y sólida de gobierno de centro derecha, de centro reformista".

El regidor ha destacado que seguirá trabajando, "como he hecho siempre, por el diálogo, por tender puentes donde haya fracturas, por querer coser donde hay heridas y trabajar por la unidad, por la reconstrucción, por la construcción de un proyecto político transformador que representa el PP y que es tan necesario y tan fundamental en España, en Andalucía y en Córdoba".

Antes de pronunciarse, Bellido ha destacado que gracias al PP tiene "el inmenso honor y la inmensa suerte" de ser alcalde de Córdoba, "de todos los cordobeses, y eso se lo debo en primer lugar a mi partido, que quiso que me presentara como alcalde, y a todos los cordobeses que optaron por votar al PP y votarme a mi como alcalde".

El mandatario del PP ha insistido en que esa es la responsabilidad que vive y asume cada día. "Eso supone jornadas de trabajo diarias de 14 a 16 horas, un trabajo que es el que me ocupa día a día, sinceramente sin mucho tiempo para más cosas, incluida mi familia. Y eso es a lo que me debo y a lo que nos debemos, a los vecinos y a Córdoba y a llevar a Córdoba donde se merece", ha puntualizado.

Y ha insistido en que ese trabajo lo realiza "en mi partido, que es el PP, dentro de un proyecto nacional de centro reformista al que me afilié hace ya más de 25 años, un partido que ha hecho y sigue haciendo mucho por España. El partido de centro reformista que para mí significa los valores con los que yo me identifico, en los que creo y que dan respuesta a las demandas y a los problemas reales que tienen los ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios