pablo casado. candidato a presidir el Partido popular0

"Si ahora hay un choque de trenes, perderemos las elecciones"

  • Considera que su proyecto es "el único" que permite que el partido no se rompa tras las primarias

  • Está confiado en que el PP gobernará en Andalucía

Pablo Casado, ayer, en los Jardines Adolfo Suárez. Pablo Casado, ayer, en los Jardines Adolfo Suárez.

Pablo Casado, ayer, en los Jardines Adolfo Suárez. / jordi vidal

Córdoba, Sevilla, Cádiz y Málaga en poco más de 12 horas. La vuelta a España de Pablo Casado, candidato a presidir el Partido Popular, recaló ayer en Andalucía, donde empezó a notarse que ha elevado el tono de sus intervenciones y desde donde advirtió que está habiendo presiones para influir en unas primarias en las que él se presenta como el candidato de la unidad.

-Su lema en esta campaña es 'Ilusión por el futuro'. ¿Se había perdido?

-Se ha perdido la ilusión en el partido y en los demás partidos. Llevamos unos años muy cainitas en la política, la gente ha desconectado de nosotros y hay que elevarse porque el mundo se mueve y España se queda atrás. Yo estoy prometiendo ilusión, estoy prometiendo renovación y estoy prometiendo unidad.

-Habla de unidad, pero hay un enfrentamiento claro entre dos candidatas.

-La unidad es para mí nuestro talón de Aquiles. Aquí en Andalucía hemos visto que las primarias de Pedro Sánchez y Susana Díaz fueron letales para el PSOE aunque ahora parece que el tema se oculta porque han llegado al Gobierno. Podemos se dejó un tercio de su intención de voto desde Vistalegre. Por eso yo lo que ofrezco es un proyecto en el que quepa todo el mundo. Podríamos decir que si yo gano, no pierde nadie. En esta candidatura todo el mundo se puede sentir identificado y, si hay un choque de trenes en el PP, perderemos las elecciones. Dará igual a quien presentemos, perderemos las elecciones porque el partido estará roto.

-¿Por qué se ha decidido a dar el paso?

-En el partido llevamos 30 años con un liderazgo de una generación, la del 89, en la que estaban Rajoy y Aznar y en la que Soraya y Cospedal ya trabajaron en los gobiernos de la primera legislatura: una con Ángel Acebes y la otra con Mariano Rajoy. Ha sido una generación excepcional, pero creo que cada 30 años está bien renovar los equipos, manteniendo a la experiencia pero integrando a más gente, captando talento y trayendo gente nueva, tanto del partido como de la sociedad civil. Hay que abrir puertas y ventanas en el partido, hay que abrirse a la sociedad y sólo así conectaremos con ella y recibiremos su confianza.

-¿Qué se está encontrando en esta vuelta a España?

-La verdad es que la gente se ilusiona porque yo hablo al partido. Creo que antes de hablar de lo que tiene que pasar en 2020 hay que tener un partido fuerte. Hay que volver a ocupar todo el centro derecha y no depender ni de los nacionalistas ni de Ciudadanos, se trata de un proyecto muy ambicioso, mirando al futuro a la España de 2050. Podemos hacerlo si vamos unidos y volvemos a conectar con una sociedad española que sabe que este partido lo ha hecho bien, pero muchos de ellos han ido a otras opciones políticas.

-No se le ha visto exhibiendo a apoyos de pesos pesados del partido, ¿es parte de la estrategia o es que no los tiene?

-Es parte de mi convicción. Yo quiero ser el candidato de las bases, no de los nobles; el de la calle, no el de los despachos; quiero ser el candidato que hable de lo que tiene que ocurrir en España, no de lo que está ocurriendo. Hace falta ese liderazgo social y político para decidir por dónde tiene que ir este país. Yo no estoy pidiendo a nadie que me avale y aún así presenté más avales que el resto; no estoy pidiendo a nadie que se saque una foto conmigo; no estoy pidiendo a los presidentes regionales y provinciales que vengan a las sedes, pero sí les pido y les exijo que jueguen limpio, que den libertad de voto, que no condicionen la representación de su provincia a favor de uno u otro candidato. Porque, sinceramente, eso es no respetar la voz de la militancia.

-¿Le han pedido que se integre en otras candidaturas?

-Yo nunca hablo de conversaciones privadas pero, como las he visto publicadas y yo no las he contado, lo que puedo decir es que sí han sido muy generosas en los planteamientos, pero yo no voy a renunciar a mi candidatura, voy hasta el final y me presento para ganar. Si lo hiciera estaría alimentando la confrontación. Mi candidatura está abierta al resto de candidatos, creo que mi proyecto es mejor que el resto y es el único que permite que el partido no se rompa.

-¿La polémica por sus estudios le puede perjudicar?

No, porque he dado todas las explicaciones. Demasiadas.

-¿El adversario político del PP es Cs o la izquierda?

--Los dos. En Cs no hay que recuperar sólo su voto sino su base de afiliación porque gran parte de ella proviene del PP. Y en la izquierda hay que hacer un debate ideológico y explicar que cuando el PP ha gobernado España a los españoles les ha ido mejor en materia de empleo, de economía, de políticas sociales, de cohesión territorial, de unidad de España. Me ciño a unos principios.

-¿Cuáles?

-La libertad individual y económica, la unidad de España, la familia y la defensa de la vida, la defensa de las víctimas del terrorismo y, por último, la honestidad.

-¿El PP puede gobernar en Andalucía?

-Tiene que gobernar en Andalucía porque lo que no es normal es que en una comunidad autónoma llevemos cuatro décadas con el mismo gobierno. La alternancia es sana. Yo soy muy amigo de Juanma Moreno pero confío mucho en su futuro político, creo que es el líder que Andalucía necesita y, pase lo que pase en este congreso, contará con todo mi apoyo.

-¿Es usted el candidato de José María Aznar?

-Yo soy el candidato de las bases del partido y a la persona que llamé antes de presentarme fue a Mariano Rajoy, como presidente saliente y como mi jefe hasta hace pocos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios