Crisis sanitaria

Los administradores de fincas de Córdoba aplazan las juntas de comunidades de vecinos por el covid-19

  • La Consejería de Salud recomienda "evitar o reducir al mínimo" estas reuniones, que pueden convertirse en foco de contagios de coronavirus

Bloques de pisos en el Sector Sur. Bloques de pisos en el Sector Sur.

Bloques de pisos en el Sector Sur. / Juan Ayala

Los bloques de pisos y las urbanizaciones de Córdoba no celebrarán, de momento, juntas de comunidades de vecinos. La alta concentración de personas a la entrada de los inmuebles, en estrechos pasillos o en el acceso a los edificios, como suele ser habitual en estas reuniones, no parece ser lo más idóneo en un momento en que los casos de covid-19 no paran de aumentar en la provincia. La Consejería de Salud y Familias ya ha confirmado una decena de brotes en la provincia y más de 300 casos activos que afectan a personas de todas las edades, entre ellas una veintena de menores de 14 años.

En este contexto, el pasado 31 de julio, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Administradores de Fincas, Rafael Trujillo, junto con los consejeros de los órganos provinciales, entre ellos el de Córdoba, elevaron un escrito a la Consejería de Salud y Familias sobre la idoneidad o no de mantener estas citas. La idea es “velar por los intereses tanto de los administradores de fincas andaluces como ser cautelosos con toda la ciudadanía ante los riesgos de contagios por el covid-19 y ante el gran número de brotes que se están produciendo”, como explica el secretario técnico del Colegio de Administradores de Fincas de Córdoba, Francisco Ruiz.

La respuesta de la Junta de Andalucía llegó hace unos días. En el escrito, la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina Montserrat García, recomienda “evitar o reducir al mínimo” las juntas de propietarios, y propone “buscar alternativas que no necesiten de una reunión presencial de los propietarios o sus representantes”. Y, en el caso de realizarse, apela a “tomar todas las medidas preventivas necesarias”. Esto es, un aforo que permita la distancia de seguridad interpersonal, el uso de mascarillas, medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuada, por lo que aconseja llevarlas a espacios abiertos.

En Córdoba, según explica Ruiz, la idea es aplazarlas hasta que mejoren los datos sanitarios. En aquellos casos en que, por ejemplo, estén a punto de agostarse los mandatos, la propuesta es prorrogarlos para evitar las reuniones, que solo tendrían sentido ante situaciones “muy urgentes” como obras por problemas estructurales. La opción de celebrar las reuniones de manera virtual es compleja, ya que la Ley de Propiedad Horizontal no lo recoge.

La normativa contempla la celebración de al menos una reunión de carácter anual, cuando así lo considere el presidente o cuando se solicite un número o porcentaje determinado de propietarios. En su respuesta, no obstante, la Consejería insiste en que “en el actual contexto de crisis sanitaria provocada por el covid-19 se ha observado que las altas concentraciones de personas en espacios cerrados pueden ser un factor de riesgo de transmisión, ante la presencia de una persona infectada, sintomática o no”.

La resolución de la Junta recuerda, además, que el pasado 4 de agosto la Junta de Andalucía aprobó el régimen sancionador ante el incumplimiento de las medidas de prevención y contención ante el virus SARS-CoV-2, que tipifica como sanción “la celebración de reuniones, sea en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención si pueden suponer un riesgo o daño para la salud de la población”. Podría ser el caso de las comunidades de propietarios que, por tanto, tendrán que esperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios