Educación

Adelante denuncia que Educación obliga a los colegios a elegir "entre la prevención de contagios o el frío"

  • Ana Naranjo lamenta la falta de previsión del Gobierno andaluz y pide garantizar la seguridad en los centros ante la ola de frío

  • La AMPA AlAndar denuncia que la Delegación Territorial pretende "que los centros asuman una responsabilidad" que no es de su competencia

Varios niños abrigados entran a un colegio. Varios niños abrigados entran a un colegio.

Varios niños abrigados entran a un colegio. / E. D. C.

La parlamentaria de Adelante Andalucía por Córdoba y portavoz de Educación de IU Andalucía, Ana Naranjo, ha pedido al Gobierno andaluz que escuche a la comunidad educativa y a los sindicatos que están denunciado que las clases hayan arrancado de manera presencial "en plena ola de frío y sin más medios contra la covid-19 que mantener las ventanas abiertas".

Según Naranjo, el Gobierno andaluz "está obligándoles a elegir entre la prevención de contagios o el frío" pese a que tiene la obligación de velar por la salud de escolares, docentes y personal laboral. Esto es consecuencia de la "falta de previsión y de propuestas" por parte de la Consejería de Educación y la Delegación Territorial de Córdoba, que "no adoptan ninguna medida que resuelva estos problemas y se limitan a esperar que pase y a recomendar a los niños y niñas que se abriguen".

Naranjo ha señalado que en la actualidad son muchas las zonas de la provincia de Córdoba donde "no se están garantizando unas condiciones adecuadas para el desarrollo de una enseñanza presencial". Según la parlamentaria andaluza, "estos días se están registrando temperaturas bajo cero en la provincia, especialmente en la Sierra y Los Pedroches, que han llevado a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a activar el aviso amarillo por bajas temperaturas". Estas condiciones, ha defendido Naranjo, son "incompatibles" con una enseñanza de calidad y con el bienestar de la comunidad educativa.

Así lo han manifestado también varias AMPA de la provincia, entre ellas AlAndar, del colegio Hernán Ruiz, cuyo portavoz, Antonio Bueno, denuncia que Educación "se escude en la autonomía de los centros, que es de carácter meramente académico, para pretender que solucionen las adversidades" a las que se enfrenta la comunidad educativa estos días.

Para Bueno, "la administración no puede desentenderse de sus competencias" ni pretender "salir de esto sin gastar, puesto que la educación es inversión". En este sentido, critica que la Delegación de Educación no haya sido capaz de arrojar luz sobre los protocolos que deben seguirse en las aulas más allá de la ventilación natural, después de que en los últimos meses "no se haya trabajado en buscar espacios alternativos, adecuar aulas y bajar ratios, que eran medidas inexcusables para mantener la seguridad frente a la covid" y que, de haberse adoptado, "facilitarían hoy el trabajo para garantizar la salud de alumnado y docentes".

El gobierno local, de perfil

Bueno hace extensiva esta denuncia al gobierno local de Córdoba, al que una serie de AMPA de la ciudad han trasladado varias solicitudes de reunión con la Delegación de Educación para saber "en qué se van a invertir los fondos de remanentes prometidos para los centros educativos". Estas peticiones han obtenido "la callada por respuesta".

La concejala de IU en el Ayuntamiento de Córdoba, Amparo Pernichi, ha señalado que esta actitud del gobierno de Bellido "va en la línea de lo que venimos observando desde el inicio de su mandato, que se caracteriza por tomar decisiones de espaldas a la ciudadanía y sin contar con la oposición ni con las asociaciones y colectivos".

Además, Pernichi recuerda que el destino de los 17 millones de superávit municipal lleva aprobado por consenso desde el 30 de noviembre, y que el acuerdo contemplaba 700.000 euros para climatización de los colegios públicos de Córdoba. A día de hoy, "no sabemos el destino de esos fondos", pese a que "solicitamos el listado de esos proyectos y se nos dijo que se facilitaría esa información de manera inmediata". El grupo municipal sostiene que "ha pasado tiempo más que suficiente para que al menos tengan la previsión de adónde van a ir destinadas esas inversiones", por lo que es "pública y manifiesta la dejación de funciones que está haciendo el gobierno local de las funciones que le competen".

En este contexto, y ante la ausencia de alternativas, alumnado y profesorado se están viendo obligados a acudir al colegio sin más protección que "mascarillas, gorros, bufandas, mantas y abrigos", dejando imágenes "intolerables" que no se deberían de estar dando. Para Ana Naranjo, estas circunstancias "requieren de medidas excepcionales que debe adoptar la administración responsable, en este caso el Gobierno andaluz, para evitar este maltrato al alumnado y el personal que trabaja en los centros", ya que "tanto enseñar como aprender son tareas muy difíciles cuando el aula se encuentra a un grado bajo cero".

Estas condiciones, incompatibles con la propia práctica docente, se dan porque "el Gobierno andaluz incumple la propia Ley de Bioclimatización aprobada por el Parlamento andaluz, que está dotada en los presupuestos de 2021 con un presupuesto cero, como cero es su compromiso con el bienestar en las aulas". También va en contra del Real Decreto 486/1997 que establece claro que los centros de trabajo deben mantenerse a no menos de 17 grados ni a más de 27.

Ante esta circunstancia, y especialmente en las zonas donde las bajas temperaturas hacen más estragos, la portavoz de Educación de IU ha pedido al Gobierno andaluz que "suspenda la actividad presencial allá donde no sea posible garantizar una educación segura y active mecanismos telemáticos". Al mismo tiempo, pide a Educación que trabaje en alternativas en los centros ya que en la actualidad están "desguarecidos ante las inclemencias del invierno" pero en unos meses también lo estarán "frente a las del próximo verano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios