Semana Santa Córdoba 2019

Una gran joya para el Viernes de Dolores

  • El Santísimo Cristo de la Providencia ya tiene lista la primera fase de su paso para su Vía Crucis

El Santísimo Cristo de la providencia delante del retablo de la Trinidad. El Santísimo Cristo de la providencia delante del retablo de la Trinidad.

El Santísimo Cristo de la providencia delante del retablo de la Trinidad. / El Día

Si el tiempo lo permite, el próximo Viernes de Dolores será doblemente especial. Lo será para la Fraternidad del Cristo de la Providencia y para el mundo cofrade cordobés por el estreno que para ese día se espera. El 12 de abril de 2019, el Cristo de la Providencia recorrerá las calles en Vía Crucis no a hombros o parihuela, como ha ocurrido hasta el momento, sino sobre una gran joya para el Viernes de Dolores aún por pulir, su nuevo y flamante paso de misterio. La corporación colegial de la parroquia de San Juan y Todos Los Santos –La Trinidad– ya dispone de dicho paso, del que se ha concluido su primera fase, por lo que a los tallistas cordobeses Miguel Ortiz y Manuel Jurado aún les queda trabajo por hacer.

El 11 de noviembre de 2017, cuando se cumplía el XXX aniversario de la bendición del Santísimo Cristo de la Providencia, los miembros de la Fraternidad conocieron el proyecto del nuevo paso que portaría a su imagen titular. Y hace ahora casi un año, el pasado mes de marzo, el presidente de la Fraternidad, José Juan Jiménez Güeto, formalizó el contrato con los tallistas cordobeses para la realización de dicho paso de estilo barroco y terminado en dorado, detalles propios de la parroquia de la Trinidad.

Entonces se anunció que estaría realizado en madera de cedro real procedente de Brasil y que, en el mismo, un canasto serviría como gran pedestal a una peana diseñada para elevar al crucificado, peana que recuerda a aquellas que recorrían en procesión las calles de Córdoba en los siglos XVII y XVIII. También se adelantó que la idea era que el paso fuera en su conjunto una especie de signo de la propia parroquia de la Trinidad, incluyendo detalles como los que recuerdan al altar de la misma e imágenes como las de los santos fundadores de la Orden Trinitaria, San Juan de Mata y San Félix de Valois –concretamente incorporadas en las esquinas frontales del paso–.

Detalle lateral del nuevo paso Detalle lateral del nuevo paso

Detalle lateral del nuevo paso / El Día

Además estaban previstas, en sus cartelas laterales centrales, escenas del Evangelio referidas a niños y mayores (en alusión a los fines esenciales de la Obra Pía Santísima Trinidad) –la Fraternidad de la Providencia está conformada por unos 180 fraternos y forma parte de la Obra Pía Santísima Trinidad–. Y se habló también de que las esquinas traseras del paso las ocuparían las imágenes de Santa Inés y Santa Catalina, y que la Santísima Virgen del Coro estaría representada en las capillas frontales, presidiendo el conjunto, sin olvidar a la presencia de la Santísima Trinidad.

El pasado 12 de noviembre de 2018, la Fraternidad del Santísimo Cristo de la Providencia comunicó que “la primera fase del nuevo paso procesional que portará a Nuestro Titular en el Vía Crucis del próximo Viernes de Dolores, ya se encuentra en nuestras dependencias”. Ese mismo mes, días después José Juan Jiménez Güeto, y el gerente de la banda de María Santísima de la Esperanza, Alfonso Lozano Ruiz, firmaron el acuerdo que los vincula para la salida procesional del próximo Viernes de Dolores. De esta manera los músicos de la banda de María Santísima de la Esperanza pondrán las notas musicales en ese especial y esperado Vía Crucis que se desarrollará por las calles de la ciudad con la imagen del Santísimo Cristo de la Providencia desde la parroquia de la Trinidad hasta la Santa Iglesia Catedral.

Todo ello después de que el Vía Crucis del Santísimo Cristo de la Providencia hasta la Santa Iglesia Catedral del pasado año tuviera que ser suspendido debido a las inclemencias meteorológicas que afectaron ese día a la ciudad para disgusto no sólo del mundo cofrade, realizándose dicho Vía Crucis en el interior de la parroquia de la Trinidad.

Y es que el Viernes de Dolores es una jornada de Vía Crucis en Córdoba –se celebran hasta una docena de ellos–, por lo que la lluvia impidió en la antesala de la pasada Semana Santa que recorrieran las calles, entre otras, la hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Sangre, el Rescatado, el Cristo del Remedio de Ánimas, Jesús de la Redención, el Prendimiento, las Angustias, la Misericordia y Jesús Caído.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios