contenido externo

Viajar con tu perro o gato: ¿una buena idea?

  • La decisión de llevar a tu mascota contigo dependerá del destino, el comportamiento de tu perro o gato, el medio de transporte y otros factores

Viajar con tu perro o gato: ¿una buena idea?

Viajar con tu perro o gato: ¿una buena idea?

Si quieres viajar con tu perro o gato es importante tener en cuenta una serie de situaciones, reglamentos y recomendaciones para que la experiencia sea exitosa de principio a fin. Es posible que tú puedas entretenerte con solo buscar el mejor casino online español para pasar el rato entre tragaperras, blackjack, ruletas o bingos, pero cuando se trata de mascotas viajeras hay muchas cosas para considerar.

Además del entretenimiento de tu perro o gato para un viaje tranquilo, las cuestiones de seguridad, el cumplimiento de las normas de cada medio de transporte y la programación de diferentes actividades son esenciales para que puedas irte de vacaciones con tu mascota. Si no tienes certeza sobre el destino o lo que debes hacer para un viaje con tu gato o perro sin complicaciones, seguramente será mejor dejarlo al cuidado de alguien mientras estás lejos de casa. Para tomar la mejor decisión, analiza todos los detalles a continuación.

Preparativos para viajar con tu mascota

Los perros y gatos tienen diferentes tamaños, características y personalidades. Por lo tanto, las reglas generales que se describen aquí son solo una guía para tomar las mejores decisiones con respecto a viajar con mascotas. A la hora de planificar un paseo, una escapada o unas vacaciones, es importante considerar si esta aventura es apta para los amigos peludos.

Cualquier viaje tiene más probabilidades de éxito con la planificación adecuada. En el caso de los viajes con tu perro o gato, esto toma una mayor relevancia por la cantidad de detalles que debes tomar en cuenta. Investigar, consultar, confirmar y practicar son conceptos que te ayudarán a lo largo del camino de preparación para que tanto tú como tu mascota puedan disfrutar al máximo de la experiencia.

Ensayos y viajes más cortos con tu perro o gato

Visitar el aeropuerto, estación de trenes o lugares que utilizarás como punto de partida para el viaje puede ser fundamental para que tu mascota se acostumbre a los movimientos, los ruidos y los olores. Si tu perro o gato no ha viajado anteriormente, una buena medida es realizar paseos cortos que simulen las condiciones que tendrá en el desplazamiento posterior. De esa forma puedes detectar fallos o cosas a mejorar para el día de la verdad.

Consultas y revisiones con el veterinario

Dependiendo del método de transporte elegido, un certificado veterinario puede ser obligatorio para el viaje. Y, aunque no sea un requisito, puede que sea buena idea llevar a tu mascota a una revisión general y mantener contacto con el veterinario antes, durante y después del viaje. Un profesional también puede asesorar sobre transportadoras adecuadas para el tamaño de tu mascota y las condiciones del viaje, si fuera necesario.

Reglas del medio de transporte elegido

Cuando de viajar con tu perro o gato se trata, hay diferencias sobre el medio de transporte elegido. Debes tomar en cuenta las recomendaciones para viajar con mascotas en trenes, aviones, automóviles o barcos. En este sentido, el primer consejo es tomar en cuenta las circunstancias que rodearán el viaje y cuánto tiempo podrás pasar con tu perro o gato. Si tu agenda estará llena de actividades sin tu mascota, es probable que lo mejor sea dejarla al cuidado de otra persona ya sea en tu hogar o en la casa de alguien de confianza.

Si la decisión es viajar con tu mascota, es importante considerar cuál será el medio de transporte que utilizarás para el recorrido. Por ejemplo, el viajar con tu perro o gato en automóvil necesitarás una transportadora o un arnés. Si el viaje es en tren, avión o barco, existen reglamentos que las empresas de transporte implementan y es importante hacer las consultas respectivas para repasar los detalles.

Políticas de hoteles, restaurantes y otros lugares

Si el viaje implica la estadía en un hotel, hostal o casa de huéspedes, necesitarás confirmar que el establecimiento acepta mascotas (pet-friendly). Lo mismo sucede con restaurantes, cafeterías, centros comerciales y otros edificios o sitios de interés que estén en tu lista de destinos. Son cada vez más los lugares amigables con las mascotas, especialmente los perros, pero no se puede asumir que así será en todas partes.

Suplir las necesidades de tu perro o gato

Un aspecto esencial de todo viaje con mascotas es llevar todo lo necesario para que el perro o gato tenga la máxima comodidad y familiaridad posible. Esto incluye planificar de antemano algunas paradas estratégicas para que pueda ir al baño, manejar los horarios de comida y llevar los objetos que te facilitarán la tarea en todo momento.

Mantener calmada tu mascota durante un viaje

Algunas personas creen que los sedantes son buenos para gatos o perros durante un viaje. Sin embargo, los expertos dicen todo lo contrario y no debes caer en la tentación de utilizar fármacos veterinarios o medicinas para humanos con tal fin. En todo caso, puedes buscar una solución natural como un aceite de lavanda o algo similar. También puedes optar por una caminata relajante o paseos cortos con condiciones similares a la del viaje para que el nivel de estrés sea mínimo.