Córdoba

Valenzuela asume la Subdelegación con "vocación de servicio público"

  • Subraya que trabajará "desde la lealtad y la colaboración" con las instituciones y apuesta por una sociedad civil "viva y activa"

Isabel Ambrosio, Juan José Primo Jurado, Rafaela Valenzuela y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Isabel Ambrosio, Juan José Primo Jurado, Rafaela Valenzuela y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

Isabel Ambrosio, Juan José Primo Jurado, Rafaela Valenzuela y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. / juan ayala

"Con responsabilidad, emoción y una firme vocación de servicio público" tomó posesión ayer Rafaela Valenzuela como nueva subdelegada del Gobierno central en Córdoba. Valenzuela sucede en el cargo a Juan José Primo Jurado, quien la acompañó en el acto junto a un nutrido grupo de cargos públicos y representantes de la sociedad civil. Valenzuela dijo que percibe la "verdadera democracia" como una "carrera de relevos en la que nos pasamos el testigo unos a otros y en la que cada uno marca su impronta pero en la que todos somos necesarios".

Durante su discurso, acompañada por el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y por la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, destacó que trabajará "desde la lealtad y la colaboración" con las instituciones y subrayó que el "compromiso con la igualdad" será la impronta que marque su labor. "No puede haber ciudadanos de primera y de segunda, ya sea desde el punto de vista económico, de género o de identidades". "Una sociedad digna y democrática tiene que trabajar por eliminar las brechas, y queda un largo camino por recorrer", reconoció.

Nacida en Montalbán en 1960, es doctora por la UCO en Literatura Contemporánea

También apostó por "una sociedad civil viva y activa", sobre la que expresó su "respeto" y a la que dijo que la voluntad de diálogo "no será sólo una palabra que quedará en el discurso". Valenzuela, además, tuvo palabras de aliento para el feminismo y reconoció la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Se refirió, asimismo, a la reciente declaración de Medina Azahara como Patrimonio Mundial por parte de la Unesco. En este sentido, reconoció el "buen papel" de la delegación cordobesa en Baréin, donde se celebró la cumbre. La nueva distinción "nos coloca en un estatus sin parangón en España y en el mundo entero, que mira hoy a Córdoba, por lo que debemos estar a la altura", manifestó.

Nacida en la localidad de Montalbán en 1960, Valenzuela es doctora en Literatura Contemporánea por la Universidad de Córdoba (UCO) y premio extraordinario de Licenciatura por esta misma Universidad, de la que fue personal investigador entre 1985 y 1989. Tras una breve etapa en la que ejerció la docencia, accedió por oposición en 1991 a su plaza de técnica superior de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, del que es funcionaria desde entonces. Entre 1996 y 2004 fue delegada de Cultura de la Junta en Córdoba y entre 2004 y 2011 desempeñó el cargo de directora general del Libro, Archivos y Bibliotecas de la Administración autonómica.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, destacó por su parte la necesidad de "recuperar la confianza en las instituciones democráticas". En este sentido, Gómez de Celis destacó la "profesionalidad, rigor y voluntad de servicio público" de los subdelegados, en quienes depositó su "plena confianza" al objeto de emprender un proyecto común "basado en la lealtad, responsabilidad y honestidad". El delegado abogó por "trabajar con los valores que representa el Gobierno español", y para "que Andalucía siga aportando, con más empeño, a este proyecto común de país, su talento, su conocimiento y su esfuerzo".

Subrayó el papel "esencial" que desempeñan los subdelegados en esta tarea y pidió a la nueva subdelegada en Córdoba que inicie esta nueva etapa con "ilusión, honestidad y compromiso". El reto a la que le emplazó fue "proteger la credibilidad de lo público y revelar, mediante el ejemplo, la eficacia y el compromiso del servidor público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios