Córdoba

Urbanismo limita a 15 los veladores en el Casco y los prohíbe en zonas protegidas

  • La Gerencia propone una serie de medidas complementarias a la ordenanza de veladores que irán tras el verano a la próxima mesa de debate con la intención de que entren en vigor en 2018

Urbanismo limita a 15 los veladores en el Casco y los prohíbe en zonas protegidas Urbanismo limita a 15 los veladores en el Casco y los prohíbe en zonas protegidas

Urbanismo limita a 15 los veladores en el Casco y los prohíbe en zonas protegidas

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha elaborado unas normas y criterios complementarios derivados de la aplicación de la ordenanza municipal de veladores que entrarían en funcionamiento en 2018 y que, entre otras propuestas, incluye la de que en el Casco Histórico la superficie máxima a ocupar por las terrazas sea de 75 metros cuadrados y limita esa superficie máxima de ocupación a 15 veladores y 60 sillas. En el caso del resto de la ciudad, la superficie máxima a ocupar por las terrazas será de 100 metros cuadrados con no más de 25 veladores y un centenar de sillas. La GMU justifica la iniciativa en que "una excesiva ocupación superficial, con independencia de las características dimensionales o cualitativas del espacio en cuestión, produce un efecto de apropiación o privatización del espacio que la ordenanza municipal pretende evitar. Este efecto se acrecienta en el Casco Histórico, por sus menores dimensiones y por sus características específicas", se insiste en la propuesta de Urbanismo.

De hecho, en lo que respecta al Casco Histórico, en el documento se incluye que deben valorarse limitaciones específicas para algunos espacios, mientras que para otros, "por su especial cualificación, configuración y significado se considera que no son autorizables ocupaciones con terrazas de veladores de ningún tipo" -los llamados en el informe espacios de reserva-. En ambos casos se trata de zonas que pertenecen al entorno de un Bien de Interés Cultural (BIC) o que están situadas en la Zona Patrimonio de la Humanidad del Conjunto Histórico de Córdoba, entre otras cuestiones. Así, se proponen como espacios de reserva donde no se pueden colocar terrazas las calles del entorno de la Mezquita-Catedral, la Puerta del Puente, la plaza de la Concha, la Puerta de Almodóvar, la plaza de Capuchinos y el Osio de la plaza de Capuchinos. También se proponen como zonas excluidas de veladores y sillas la plaza de Maimónides, la calle Cairuán, la plaza del Potro, la plaza de Orive, la plaza de San Andrés, la plazuela de Don Gome y la plaza de la Fuenseca. Entre esos otros espacios -53 en total- en los que "deben valorarse limitaciones específicas" a la hora de colocar terrazas figuran, por ejemplo, la plaza de Santa Catalina, la Ronda de Isasa, la plaza de las Tendillas, la plaza de San Nicolás, la plaza de San Miguel, el paseo del Gran Capitán, Claudio Marcelo, la plaza de la Corredera y la plaza de San Agustín, entre otras.

La superficie máxima a ocupar será de 100 metros cuadrados y de 75 en el Casco HistóricoLas Tendillas, la plaza de la Corredera o San Agustín pueden ver limitadas sus terrazas

Urbanismo también busca "establecer una correspondencia entre la superficie de ocupación en el espacio público exterior con la superficie de ocupación en el interior del establecimiento". Para ello se propone para 2018 que la capacidad máxima de cada terraza sea igual al aforo del establecimiento del que depende. No obstante "se garantiza una capacidad mínima de tres veladores, sin perjuicio del cumplimento del resto de la ordenanza municipal", se insiste en el documento.

Asimismo, en lo referido a la situación de la terraza respecto del local del establecimiento, en la nueva normativa se incluye que la relación visual entre cualquier punto de la terraza y el local desde el que se atiende la misma debe ser directa, "y no indirectamente a través de elementos indicadores, personal de servicio o fórmulas similares". También en la nueva normativa se defiende que en casos de disposiciones convencionales en el acerado delantero del local, la posición de la terraza será con carácter general en el frente de fachada del mismo. "Cumpliendo con el resto de determinaciones de la ordenanza municipal, puede admitirse para un establecimiento superar el frente de fachada, con una longitud total de la terraza no superior al doble de la longitud de fachada ni a 20 metros", se incide en la propuesta, para añadir que la distancia máxima de cualquier punto de la terraza al local será de 15 metros.

La propuesta de Urbanismo insiste asimismo en que en acerados o espacios peatonales con anchura igual o superior a 4,60 metros, la anchura de la terraza de veladores será como máximo de la mitad del ancho total del acerado, manteniendo siempre la anchura mínima de 1,80 metros de itinerario peatonal junto a fachada libre de todo tipo de obstáculos. "En cualquier caso, podrán disponerse un máximo de dos filas de veladores en disposición longitudinal del acerado o espacio peatonal, salvo casos en que las características del espacio peatonal aconseje una mejor disposición", refleja el documento. Respecto a las ocupaciones en acerado opuesto, la propuesta habla de que sólo será posible una ocupación de este tipo si en el acerado delantero del establecimiento no es posible una determinada ocupación y sólo en calles incluidas en la categoría de Calles Locales de Barrio, con velocidad máxima de circulación de 30 kilómetros por hora o con carácter equivalente. Además, el recorrido máximo de servicio deberá ser de 15 metros desde la puerta más próxima del establecimiento y habrá una limitación de cinco veladores en acera opuesta.

Asimismo, se restringirán las terrazas con veladores en calles peatonales o acerados de gran intensidad de tránsito peatonal por actividades comerciales, turísticas, equipamientos públicos y actividades de esparcimiento; así como itinerarios peatonales muy frecuentados por personas con discapacidad o la población infantil , como son los centros escolares.

Continúa el marcado de zonas de veladores. La Gerencia de Urbanismo continuaba ayer con la labor de marcado de las zonas de la ciudad en la que se colocan veladores delimitando el espacio que deben ocupar las mesas y sillas en la calle Ángel de Saavedra. Urbanismo tiene previsto continuar en breve el marcado por zonas como la avenida de Barcelona y Ciudad Jardín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios