Córdoba

Urbanismo suspenderá las licencias para viviendas turísticas en el Casco

  • García insiste en que la innovación no tiene carácter retroactivo para procesos ya iniciados

El presidente de la Gerencia, Pedro García, comparece junto al gerente del organismo autónomo, Emilio García. El presidente de la Gerencia, Pedro García, comparece junto al gerente del organismo autónomo, Emilio García.

El presidente de la Gerencia, Pedro García, comparece junto al gerente del organismo autónomo, Emilio García. / el día

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Pedro García, anunció ayer que planteará mañana al consejo rector del organismo autónomo una innovación en el Plan Especial del Casco Histórico (Pepch) que impedirá que la gentrificación [o el abandono del uso residencial en favor del hotelero y el hostelero] se siga extendiendo en zonas como la Judería, la Ribera-Corredera y su entorno. El presidente de la Gerencia insistió en que el Pepch data de 2003 y no contempla la regulación de los nuevos tipos de usos turísticos.

La primera medida que incluye la iniciativa es la suspensión de licencias para cambios de uso de espacio residencial en esas zonas. García detalló que el objetivo de la innovación es el de regular y en algunos casos limitar en el Casco Histórico los usos turísticos en favor del uso residencial. En concreto, se suspenden las licencias para cualquier actividad no vinculada al uso residencial o para equipamientos públicos, es decir, no se darán licencias para apartamentos o viviendas turísticas, ni para hoteles o establecimientos de hostelería, entre otros, según puntualizó el presidente de la Gerencia, quien refirió que, no obstante, esta norma "no tiene carácter retroactivo" para las licencias ya concedidas o aquellas que ya se encuentran en tramitación.

"Queremos un casco histórico habitable y vivible. Esto no es una novedad para pelear contra el turismo o la industria turística. Se trata de medidas complementarias que ayudan a tener un modelo turístico mucho más sostenible y que puedan convivir turistas y vecinos en un conjunto que está declarado Patrimonio de la Humanidad", puntualizó.

García insistió en que se trata de garantizar "la habitabilidad" de los apartamentos y viviendas turísticas . "Se les pedirá las mismas condiciones que habitabilidad que a una vivienda normal permitiendo así que, una vez concluya su uso turístico, puedan volver sin problemas al uso residencial y evitando que se conviertan en infraviviendas", defendió el también primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba. El presidente de la Gerencia puntualizó que ese uso residencia también se favorecerá permitiendo el "uso temporal de solares como aparcamiento para residentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios