Córdoba

El Tribunal de Cuentas descarta un delito contable en el caso Imdeco

  • El órgano contable asegura que no se ha producido menoscabo de los fondos públicos y archiva la causa que se abrió en septiembre

Partido de balonmano en una sala de barrio de la capital. Partido de balonmano en una sala de barrio de la capital.

Partido de balonmano en una sala de barrio de la capital. / juan ayala

El Tribunal de Cuentas ha decidido archivar el caso de los pagos del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco) a las salas de barrio al no apreciar "inicios de responsabilidad contable" en las actuaciones denunciadas "que hayan podido ocasionar un daño real, efectivo e individualizado en los fondos públicos, ni que hayan podido dar lugar a presunto ilícito contable". Así se desprende del auto emitido por la sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas, de manera que no se abrirá juicio contable tras haberse analizado los hechos en la fase de instrucción y haberse aportado documentación y alegaciones por ambas partes.

El Tribunal de Cuentas emitió un informe en septiembre de 2017 en el que detectaba irregularidades en el procedimiento que seguía el Imdeco a la hora de pagar a las concesionarias el déficit que generan las salas de barrio. El Imdeco destina al año alrededor de 300.000 euros para suplir el déficit de las salas de barrio y se realiza a través de una subvención que se entrega a las empresas que explotan estos espacios. El informe del Tribunal de Cuentas, que ha fiscalizado las concesiones administrativas de los servicios deportivos del Ayuntamiento en el año 2013, consideró que ése no es un mecanismo válido puesto que no cumple con los requisitos intrínsecos a una subvención. Es decir, que el dinero se destina de manera directa a la concesionaria y las subvenciones requieren de un proceso de concurrencia pública que no se da.

El tribunal investigó un posible delito de "responsabilidad contable por alcance" y pidió incluso que se señalaran los nombres implicados en el Imdeco. El órgano contable apunta ahora que "para que las irregularidades puestas de manifiesto puedan revestir caracteres de alcance es necesario que supongan la concreción suficiente de hechos que puedan dar lugar a un descubierto y que ocasionen un perjuicio a los fondos públicos", circunstancias que "no concurren en el presente caso".

De manera paralela a este procedimiento, el Imdeco intentó regularizar la situación de las salas afectadas: Guadalquivir, Valdeolleros, El Naranjo, Margaritas, Santuario, Ciudad Jardín y La Fuensanta. El primer paso fue paralizar las ayudas y el pasado mes se rescindió el contrato a los clubes que la gestionaban previo pago de una indemnización. Ahora se ha adjudicado el servicio mediante un contrato puente durante un periodo de un año, momento en el que se volverá a licitar de manera conjunta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios