Economía

Susana Díaz pide medidas para "paliar el daño" que sufre el comercio local

  • Rafael Bados pide potenciar el comercio de cercanía y pide ayudas para un sector que ya estaba "muy tocado"

  • Susana Díaz  acusa a la Junta de no de no saber "lo que tienen entre manos"

Susana Díaz visita un establecimiento de Córdoba.

Susana Díaz visita un establecimiento de Córdoba. / El Día

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha expresado su apoyo a las reivindicaciones de los comerciantes andaluces, a través de la reunión que ha mantenido con responsables de la Confederación Comercio Andalucía, ya que el Gobierno andaluz "solo ha planteado medidas restrictivas y no medidas para paliar el daño que este sector está sufriendo".

En este sentido, ha recordado que el comercio minorista supone el 70 por ciento del comercio de Andalucía, "más de 400.000 andaluces viven de este sector, así como tres de cada diez empresas", y ahora el comercio minorista se está viendo muy afectado por las restricciones fruto de la pandemia y "están sufriendo mucho por la competencia desleal de las grandes superficies, que sí pueden vender su productos y ellos no", más allá de las 18:00 horas.

Ante ello, Susana Díaz ha recordado que el Grupo Socialista ha registrado dos iniciativas en el Parlamento andaluz, una para poner en marcha un plan que destine 250 millones en ayudas a fondo perdido para el sector de la hostelería y otra para que al menos 200 millones de los fondos covid recibidos del Gobierno central se destinen a ayudas a fondo perdido para el comercio minorista.

"Si queremos que el comercio sobreviva -ha subrayado- hay que ayudarles, y las ayudas deben venir de todas las administraciones, el Gobierno andaluz no puede mirar para otro lado", sobre todo cuando "Andalucía ha recibido más de 7.500 millones" del Gobierno central, "y hay que usarlos bien".

Por su parte, el presidente de Comercio Andalucía, Rafael Bados, ha resaltado la importancia del comercio de cercanía, "uno de cada cuatro andaluces" trabaja en este sector, que representa "el 11,5 % del PIB" andaluz y, en consecuencia, "es vital" para Andalucía y precisa ayudas urgentes, sobre todo porque cuando comenzó la crisis del covid ya estaba "muy tocado".

Bados ha dicho que el sector entiende las restricciones a la actividad económica que está imponiendo el Gobierno andaluz, pero no comprenden los comerciantes que dichas restricciones "no vengan acompañadas de medidas de apoyo" al sector, que precisa "un plan de rescate, con ayudas directas para, simplemente, poder llegar a fin de mes", junto a una campaña para "dinamizar el comercio de cercanía" y animar a los andaluces a "comprar en los pequeños comercios", ya que el diez por ciento de los mismos ya ha cerrado en Andalucía desde el inicio de la pandemia.

En este sentido y por su lado, el secretario general del PSOE de Córdoba y presidente de la Diputación cordobesa, Antonio Ruiz, ha exigido al Ejecutivo andaluz ayudas inmediatas para el comercio de cercanía, para que "el sacrificio que hacen" no sea en balde y cuenten los comerciantes con una cierta red de seguridad", teniendo en cuenta que otras instituciones, como la Diputación, ya les venían apoyando con un plan de ayuda para los autónomos, y con el Plan Córdoba 10 a las empresas y la creación de empleo.

Un gobierno regional que va "dando bandazos"

Díaz, ha afirmado que al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, "se la ha ido la pandemia de las manos", pues está "desbordado" y "dando bandazos". Por ello le ha exigido que comparezca en el Parlamento andaluz y explique las medidas que está tomando ante las consecuencias sanitarias y económicas del covid-19.

Antes de mantener una reunión con responsables de la Confederación Comercio Andalucía, Díaz ha asegurado que desde el Gobierno andaluz de PP y Cs "no han sabido hacer frente, ni a la crisis sanitaria, ni a la económica", siendo "lamentable" que además, "en mitad de todo esto", Moreno "se esté planteando aumentar el número de altos cargos en las delegaciones del Gobierno de la Junta" y, por eso, "lo mínimo que tiene que hacer es comparecer en el Parlamento y explicar las medidas" que adopta contra el covid.

Tras reclamar ahora al Gobierno central más competencias para afrontar la pandemia, lo cierto es que Moreno "lleva meses dando bandazos, decía un día que el Gobierno de España coordinará, al día siguiente que el Gobierno de España tomará las decisiones, y al otro que le devolviesen sus competencias, que estaban invadiendo su autogobierno", y "hace tan solo unos días decían que el confinamiento domiciliario sería lo último que pediría y después su vicepresidente lo desmentía".

Según ha señalado la expresidenta de la Junta, en el Ejecutivo andaluz "no saben lo que tienen entre manos, no están ejerciendo las competencias" que ya tienen para controlar la pandemia, y "el resultado es que se ha disparado el número de contagios en Andalucía, las personas hospitalizadas y el número de fallecidos, y que la transmisión comunitaria hoy es una realidad en toda la comunidad".

La consecuencia, según ha dicho, es que "el horizonte es malo y que la situación económica también es mala", porque "no han controlado la crisis sanitaria ni la económica", ya que "no han tomado medidas a tiempo para reforzar el sistema sanitario y proteger la salud de los andaluces y han dejado a su suerte a hoteleros, bares, comerciantes, feriantes y taxistas, y están hundiendo nuestra economía"

En definitiva, se trata de "un Gobierno desbordado", que está "liderando el número de contagios y la destrucción de empleo", con un incremento constante en el "número de empresa que lo están pasando mal y echando el cierre, y que se esté planteando ahora aumentar el número de altos cargo en el Gobierno de Andalucía" es "ya no es ni de recibo", es "lamentable", mientras tenemos "un presidente de la Junta escondido, que no va al Parlamento, que no nos explica el por qué" de las medidas que toma contra el Covid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios