Córdoba

Satse alerta del cierre de 400 camas y Salud señala que "garantiza" la atención

  • El sindicato cifra en 220.000 euros diarios el ahorro del SAS con la medida, que se prolongará hasta el 30 de septiembre

Camas vacías durante el periodo estival en el Hospital Reina Sofía Camas vacías durante el periodo estival en el Hospital Reina Sofía

Camas vacías durante el periodo estival en el Hospital Reina Sofía / el día

El sindicato de Enfermería Satse denunció ayer el cierre de 400 camas en hospitales de la provincia de Córdoba durante los meses de verano. Del total de camas, 325 se encuentran en el Reina Sofía, en la capital cordobesa, mientras que otras 32 pertenecen al Infanta Margarita de Cabra y. las treinta restantes, en el centro hospital Valle de los Pedroches, en Pozoblanco. La organización sindical aseguró que "el cierre supone una disminución de recursos asistenciales que se les hurtan al ciudadano" y criticó la situación de la Salud cordobesa en comparación a la de sus vecinos andaluces. "A ello es necesario añadir que mientras provincias como Almería, Málaga o Sevilla continúan creciendo en centros hospitalarios y camas, Córdoba sigue disminuyendo sus camas, según se evidencia en el Catálogo Nacional de Hospitales (CNI)", añadió. Para Satse, el cierre de estas camas representa un ahorro económico diario al SAS de cerca de 200.000 euros. Ante las críticas de Satse, la Delegación de Salud remitió un comunicado en el que aseguró que "todos los recursos del hospital están disponibles para prestar la atención necesaria a la población y se adecuan a la actividad que se va registrando fruto de la monitorización permanente que se realiza del plan de verano".

Salud realizó igualmente una previsión de cifras para el periodo estival "basado en función de las asistencias del pasado año", que entre otras actuaciones "reúne la realización en los hospitales de 7.200 intervenciones quirúrgicas, garantizando y priorizando los procesos urgentes y oncológicos, 249.000 consultas de especialidades y más de 216.000 pruebas diagnósticas". A estas cifras se suma la previsión de asistencia a "más de 140.000 urgencias hospitalarias y cerca de 1,6 millones de asistencias y alrededor de 137.000 urgencias en los centros de atención primaria". Salud expuso que, "en cualquier caso, el plan se monitoriza y adapta permanentemente para dar respuesta a la demanda asistencial".

Sin embargo, Satse incidió en lo "impresentable e incomprensible que le resulta el cierre de camas" y criticó "el papel de la administración sanitaria, que trata de imponer criterios y decisiones no siempre de carácter asistencial y sanitario, y sí cargadas de un perverso y marcado componente mercantilista".

Mientras, Salud mantuvo que "el diseño del plan de verano, que se desarrolla entre el 15 de junio y el 30 de septiembre, ha estado precedido de un intenso trabajo de planificación y conversaciones con las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial y las Juntas de Personal de los centros".

Para Satse, "el cierre de camas se produce por cuestiones financieras y no por razones asistenciales, lo que evidencia que los recortes sociales en materia sanitaria sigue siendo una realidad, que afecta y perjudica a los ciudadanos de nuestra provincia". El sindicato manifestó que "la discriminación y los problemas de salud de los cordobeses respecto al resto de ciudadanos de Andalucía" se están produciendo "con la complacencia de la Junta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios