Córdoba

Salud realizará un seguimiento a 1.300 personas por la ola de calor

  • Córdoba sufre una jornada agobiante con 44,2 grados en la capital y 45,6 en Montoro

  • La Aemet activa el nivel rojo para hoy

Un hombre se refresca en una fuente ante las elevadas temperaturas. Un hombre se refresca en una fuente ante las elevadas temperaturas.

Un hombre se refresca en una fuente ante las elevadas temperaturas. / Jordi Vidal

Un total de 1.363 pacientes de Córdoba están ya en seguimiento telefónico dentro del Plan de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas que activa cada año la Consejería de Salud para prevenir y minimizar las consecuencias que el calor pueda tener sobre la salud de la población y, especialmente, la más vulnerable. La Junta informó ayer de que concretamente, el seguimiento permite identificar las situaciones y problemas del paciente e interconectar a las enfermeras gestoras de casos, enfermeras de familia y profesionales de Salud Responde, así como poner en marcha los mecanismos de control y actuación necesarios para minimizar los efectos de las altas temperaturas. Desde el 1 de mayo, en Córdoba se han realizado 481 llamadas telefónicas a los pacientes incluidos dentro del Plan de Prevención de los Efectos de las Altas Temperaturas.

Son las enfermeras de los centros de Atención Primaria las que hacen esta labor continua de identificación de pacientes con mayor riesgo o mayor vulnerabilidad ante el calor. Es el caso de mayores de 65 años y pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad (insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, trastorno mental grave, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos). A ello se suma en muchos casos que estas personas no disponen de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor.

Junto al seguimiento telefónico que se realiza a través de Salud Responde, también se intensifican las visitas domiciliarias para monitorizar los signos y síntomas relacionados con el calor, y proporcionar consejos para evitar y controlar los efectos del aumento de las temperaturas. Estas visitas y el seguimiento de telecontinuidad se realizan también a pacientes tras su alta en centros hospitalarios.

Mientras, la provincia vivió ayer una nueva jornada de calor sofocante, con máximas que no se habían registrado en lo que va de verano. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señaló que en la estación del aeropuerto se llegó a los 44,2 grados a las 18:00, mientras que en Montoro, una de las ciudades de España con las temperaturas más altas, se alcanzaron los 45,6 sobre la misma hora.

La situación se mantendrá a lo largo del día de hoy e incluso subirán los termómetros algo más, ya que la Aemet ha activado el aviso rojo, el máximo estipulado, por temperaturas de calor extremo en la provincia de Córdoba, y más concretamente en la capital, la Campiña y el Valle del Guadalquivir. Según la Aemet, el riesgo es "extremo", con temperaturas que alcanzarán y podrán superar máximas de 45 grados entre las 12:00 y las 22:00, así como con temperaturas nocturnas muy elevadas en esas zonas reseñadas.

En el resto de la provincia, en zonas como la sierra, Los Pedroches y la Subbética, se mantiene el aviso naranja de calor intenso, con temperaturas que superarán los 42 grados -con la probabilidad de llegar a los 44 en algunos puntos-, y se espera una noche cálida. Según especifica la Aemet, hay un 70% de probabilidad de que finalmente se alcancen y superen estos valores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios