Córdoba

El SAS vacunará contra la gripe A al 18% de los cordobeses a partir de noviembre

  • Las embarazadas, los enfermos crónicos y el personal sanitario y de las fuerzas de seguridad integran el grupo preferente · La Junta espera la autorización del Gobierno central para comenzar la campaña

Comentarios 3

El 18% de los cordobeses tendrá la posibilidad de vacunarse contra la gripe A a partir del próximo noviembre. Éstos son los datos facilitados ayer a El Día por diversas fuentes consultadas del Servicio Andaluz de Salud (SAS), entre las que se encontraba la delegada de Salud de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Isabel Baena. El informe al que accedió este periódico, en el que se detallan los grupos de personas incluidos en los grupos de preferencia, contempla incluso la opción de que las primeras vacunas puedan administrarse a finales del próximo octubre, es decir, en un plazo aproximado de 30 días. Sea como fuere, habrán tenido que transcurrir cerca de seis meses desde que el SAS diagnosticó los dos primeros casos de gripe A en Córdoba, dos jóvenes de poco más de 20 años de edad que contrajeron el virus en un viaje a México.

En números redondos, más de 140.000 cordobeses forman parte de los grupos de preferencia en la provincia que podrán optar a la vacuna de la gripe A dentro de la primera campaña de prevención de esta patología. En estos segmentos de actuación se encuentra la llamada población de riesgo, en la que figuran embarazadas, enfermos crónicos que tengan una edad superior a los seis meses, el personal sanitario y los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Éstos son, según la Junta de Andalucía, "los grupos determinados por unanimidad en la reunión del Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud (que reúne al Gobierno central y las comunidades)", unos destinatarios que representan el 15% del total de la población española -tres puntos porcentuales menos que en el caso de la provincia de Córdoba-.

Quedarán excluidos, por tanto, de esta primera campaña de vacunación el resto de los colectivos. En este capítulo destaca, por ejemplo, la ausencia de los niños más pequeños y los mayores de 65 años que no presenten patologías de base, ya que, según la información que las autoridades sanitarias manejan hasta ahora, los afectados no presentan generalmente un cuadro clínico de gravedad que haga pensar que la vacunación universal sea necesaria.

Aunque la llegada y la administración de las primeras vacunas está prevista para los primeros días de noviembre -tal y como publica la web de la Consejería de Salud-, Baena mostró cierta cautela en este sentido y señaló que en Córdoba, como en Andalucía y el resto de comunidades autónomas, se encuentran a la espera de la autorización técnica por parte del Ministerio de Sanidad. Mientras tanto, las fuentes consultadas señalaron que se seguirán aplicando los protocolos cuando se produzcan nuevos casos de gripe A. Para su tratamiento, como el de la gripe estacional, el alivio de los síntomas se tratan a través de los antitérmicos y fármacos antivirales en pacientes con riesgo -como el tamiflú-. Además, por la levedad de la sintomatología que presenta en la mayoría de los casos que se han diagnosticado hasta el momento, aquellas personas que han enfermado por el nuevo virus se recuperan tras el tratamiento sintomático y estar algunos días de reposo.

La incidencia del virus en Córdoba hasta la fecha ha sido relativamente baja, sobre todo si se tiene en cuenta que las posibilidades de contagiar el virus con temperaturas muy elevadas son muy bajas. Los casos más llamativos han sido el de las dos universitarias que viajaron a México el pasado abril, el alrededor de medio centenar de reclusos que han padecido la enfermedad -dos llegaron a ingresar en la UCI del Reina Sofía- y el del primer escolar, un niño de cuatro años de edadque fue dado de alta.

140.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios