Empleo

El SAE y Cruz Roja dan formación laboral a 125 mujeres víctimas de violencia de género en Córdoba

  • Hasta la fecha, y pese a la situación excepcional provocada por la pandemia, 22 de esas mujeres han conseguido ya insertarse en el mercado laboral

  • A través del programa Acércate, ambas instituciones han realizado casi 2.000 intervenciones

Una de las mujeres participantes en el programa Acércate.

Una de las mujeres participantes en el programa Acércate.

El Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y Cruz Roja Española desarrollan desde comienzos de año el programa Acércate, centrado en mejorar el posicionamiento laboral de mujeres víctimas de violencia de género. Hasta la fecha, un total de 137 mujeres cordobesas han participado en esta iniciativa, en la que han recibido orientación y formación laboral, pero también apoyo social y psicológico para su empoderamiento personal.

El director provincial del SAE, Ángel Herrador ha destacado que el proyecto ha permitido, hasta el momento, "proporcionar formación y capacitación profesional a un total de 125 mujeres víctimas de violencia de género de las 137 que han sido atendidas a lo largo del último año en el marco de este proyecto". En total, se han llevado a cabo 102 cursos para la mejora de las competencias personales y sociales en materias que van desde la igualdad de oportunidades a los idiomas, las nuevas tecnologías y las competencias para el empleo dirigidos a acortar la brecha digital.

El proyecto ha permitido también el desarrollo de 12 cursos de capacitación laboral en los que las participantes han seguido un itinerario en oficios identificados por su oportunidad o interés en ámbitos como el de auxiliar de almacén, la atención sociosanitaria, la vigilancia y seguridad privada, la bioquímica, el análisis contable y fiscal, el diseño web y el marketing digital, entre otros. De ellas, 22 han conseguido acceder a un empleo, "cifra que hubiera sido más significativa de no haberse producido la situación económica excepcional motivada por la crisis sanitaria derivada del coronavirus", ha matizado Herrador.

El responsable de Empleo ha destacado, sin embargo, que el mayor logro de este proyecto ha sido ayudar a estas mujeres a superar las barreras que frenaban su empleabilidad, "reduciendo su aislamiento social gracias a las redes de apoyo, mejorando su estado emocional, facilitándoles la adquisición de competencias básicas y apoyándoles en la toma de decisiones".

El responsable territorial también ha destacado que, además de la atención en las localidades comprometidas (Puente Genil, Lucena, Palma del Río, Peñarroya, Baena, Pozoblanco y Córdoba), se ha ampliado la actuación a las localidades de Rute y Villanueva de Córdoba.

"Acércate es un proyecto innovador porque además de la formación y la orientación laboral, tiene muy en cuenta el plano psicosocial, el emocional y el personal para ofrecer una atención integral a las mujeres víctimas de violencia de género", ha explicado la presidenta de Cruz Roja Española en Córdoba, Cándida Ruiz.

En ese sentido, ha añadido que "no podemos olvidar el punto de partida en el que muchas de ellas comenzaron: con incertidumbres, miedos, poca confianza en ellas mismas y en muchos casos, un aislamiento al que han sido sometidas durante años. Porque la violencia machista, además de ser física, es también psicológica, emocional y económica, y sitúa a las mujeres ante una vulnerabilidad extrema que debemos abordar desde un enfoque de dignidad y derechos".

El proyecto Acércate cuenta con una subvención por parte del Servicio Andaluz de Empleo de 2,1 millones de euros en el marco del pacto de estado contra la violencia de género, y persigue, además del fomento de la inserción sociolaboral de estas mujeres, el refuerzo del empoderamiento personal y profesional del colectivo, por lo que además de estudiar las barreras que frenan el acceso al empleo ha facilitado la puesta en marcha de acciones para dar respuestas integrales a las necesidades de cada mujer en los ámbitos personal, familiar y social.

Por ello, también se han llevado a cabo actividades dirigidas a mejorar las relaciones materno filiales (la mayoría de las participantes tiene hijos) con el desarrollo de talleres de ocio compartido o ayudas económicas para actividades extraescolares que han permitido a las mujeres su participación en las acciones formativas del proyecto.

Alianzas con 19 empresas cordobesas

Además del trabajo con las participantes, el proyecto ha incluido la puesta en marcha de medidas de cooperación empresarial, alianzas dirigidas a reforzar la adquisición de competencias, de sensibilizar a las empresas sobre la importancia y los beneficios de la contratación de mujeres en dificultades y posibilitar el acceso a un puesto de trabajo.

En total, se han establecido alianzas con 19 empresas colaboradoras cordobesas, que han facilitado ofertas de empleo, prácticas laborales, formación o actividades de orientación e información facilitando un entorno inclusivo donde hacer más sencillo el desarrollo de estas mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios