La Gloria de San Agustín

Resistencia

Varias personas visitan un patio de Córdoba. Varias personas visitan un patio de Córdoba.

Varias personas visitan un patio de Córdoba. / Juan Ayala

Yo no sé para qué dije nada del calor, que se había ido y no sé qué más, que es verdad lo de ese refrán que nunca me quiero aprender, y si no abres la boca menos moscas te entran, y hasta ninguna. Pues tela la de calor que hemos tenido desde mitad de semana, aunque tampoco nos ha sentado tan malamente, me parece a mí, por todos los motivos. 

Primero porque ya nos hartaremos de frío y lo echaremos de menos, al calor me refiero, que de todo nos cansamos, queramos o no. Y segundo porque ahora que estamos de Patios, sí, porque estamos de Patios aunque estemos en octubre, lo que pega es que sea con calorcito, me parece a mí, así que tampoco hay que quejarse.

A mí me parece muy bien lo que han hecho con los Patios, sí señor, porque eso es una cosa que está aquí, y llegado el momento se pueden abrir cuando más interese, como ha sucedido ahora. Y eso sirve de reclamo para que venga una poquita de gente y nos llenen un poco los restaurantes y los hoteles, pues tampoco está tan mal pensado, eso hay que decirlo. Yo siempre lo he dicho y siempre lo diré, no hay fiesta tan cordobesa, de los pies a la cabeza, como la de los Patios, ninguna, porque se celebra y se enseña cómo vivíamos los cordobeses hasta no hace tanto, que yo mismo me he criado en uno de esos patios, de verdad, y sé de lo que hablo. Y que entonces la caña y la lata, y el aseo compartido y todas esas cosas no eran adornos, formaban parte de nuestra forma de vivir, tal cual. 

Es bonito celebrar cosas, y más en este tiempo tan feo, tan raro, que nos ha tocado vivir, que vaya telita la que nos ha caído en lo alto, pero tela marinera. Poco hemos celebrado, me parece a mí, lo del Córdoba de Fútbol Sala, que vaya meritazo tiene, pero de los muy grandes. Primero, haberse quedado en Primera, que es la española es la mejor Liga del mundo, que tiene a los mejores jugadores, y segundo haber ganado la Copa de Andalucía la semana pasada, y después de ir perdiendo como iban.

Los jugadores tienen mérito, seguro, pero lo del amigo García Román no tiene nombre, eso hay que dejarlo claro, que yo lo conozco desde nene y siempre ha sido así. Y más cordobés que nadie, pero tela marinera, que yo no he visto a un hombre con esa capacidad de resistencia, y eso se lo ha transmitido a los jugadores, lo tengo más que claro. En fin, que ya queda poco para San Rafael, pero mañana mismo ya tenemos un festivo, y a celebrarlo como se merece. Claro que sí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios